El Hilton reabre en Barcelona con un 60% de ocupación

El Hilton reabre en Barcelona con un 60% de ocupación

El hotel se ha transformado completamente tras seis meses de reformas valoradas en 23 millones de euros

Frank Breuker, manager del Hotel Hilton de Barcelona
Tras pasar por la puerta giratoria, Mónica se dirige hacia el mostrador. Como era de esperar, el recepcionista le atiende con la cordialidad que se merece y en un momento realiza el check-in. Hasta aquí, todo parece una escena de plena cotidianidad pero hay dos anomalías. La primera, es que todo esto sucede a cuatro días de la apertura del Hotel Hilton, cuando los operarios están ultimando los detalles finales. La segunda es que los protagonistas de esta situación son dos empleados del propio hotel, que están realizando un test tanto al edificio como al servicio.

Todo esto ocurre bajo la atenta mirada del director del establecimiento, Frank Breuker, quien va de un lado a otro revisando los últimos trabajos antes de la inauguración oficial el lunes que viene. "El mismo día 7 tenemos clientes y en fin de semana del 11 al 13 se nos dispara al 60-70% porque coincide con el campeonato de Fórmula 1 en Montmeló", explica este profesional encargado de abrir más de un hotel Hilton por el arco mediterráneo. Esta última cifra es significativa: es el porcentaje que se han marcado como mínimo de ocupación para este primer año.

Mismo equipo

El Hotel Hilton cerró hace seis meses para someterse a una reforma integral de su interior con un presupuesto de 23 millones. "El cambio es absoluto", afirma Breuker. Durante este medio año, la compañía ha pagado vacaciones a los empleados del establecimiento para poder volver a contar con ellos en el nuevo proyecto. La totalidad de los trabajadores han retornado al Hilton y en las últimas semanas han estado asistiendo a cursos de formación y ahora se encuentran en la última fase de probar las comodidades del hotel. "Creemos que este tipo de actividades ayudan a generar buenos equipos", asegura.

El nuevo hotel ha roto un poco el estilo habitual de los Hilton. "La idea es incorporar las sensaciones de Barcelona. Lo hemos llamado The Vibe. Por ejemplo, si la gente va al Camp Nou, tiene una emoción muy potente. Pero, si ve una de las manifestaciones que suceden a veces en la ciudad, tiene otras. Queríamos plasmar esta energía que tiene la ciudad", dice Breuker.

Reforma integral

El Hilton Barcelona cuenta con 289 habitaciones con detalles que recuerdan a la ciudad, además de 14 suites, además de varias zonas comunes. El hotel ha sido diseñado por el arquitecto Matteo Thun. "Cuando entras, parece otro", dice mientras recuerda el anterior diseño. El establecimiento también cuenta con unas plantas exclusivas para ejecutivos que incorporan sus propios servicios, incluido el check-in.

El menú del restaurante ha tomado elementos de la cocina mediterránea --pero siempre pasándola por la innovación-- y por eso la mayoría de productos que se utilizarán provienen de Catalunya. Breuker explica: "También hemos decidido incorporar una enoteca donde los clientes podrán comprar vino pero, además, podrán beberlo si reservan una mesa en el restaurante. De esta manera, frenamos los precios desorbitados por beber un buen vino en un restaurante".