El hotel más antiguo de Ibiza será uno de los más 'cool' de Hilton

El hotel más antiguo de Ibiza será uno de los más 'cool' de Hilton

El primer establecimiento de la marca Curio en España abre en verano en el centro de la ciudad balear

Sonsoles Vázquez

Madrid

06/04/2016 - 17:42h

La fachada neoclásica de color blanco y amarillo se mantendrá en el nuevo diseño

Patrick Fitzgibbon, vicepresidente senior de desarrollo de negocio para Europa de Hilton Worldwide, ha comentado que "Ibiza es el lugar ideal para acoger el primer hotel Curio de España. La isla tiene una considerable reputación como destino de lujo de verano y es reconocida como uno de los destinos más visitados y populares de España".

De esta forma, Gran Hotel Montesol será uno de los pocos hoteles en Ibiza que pertenezca a una cadena internacional y se beneficiará de las ventajas comerciales de Hilton, pero manteniendo sus valores e identidad.

Abierto todo el año

El Gran Hotel Montesol fue el primer hotel que se construyó en Ibiza, en 1933. El edificio está reconocido como lugar de interés cultural por el Ministerio de Cultura español, entre otras cosas, por su característica fachada neoclásica de color blanco y amarillo que se mantendrá en el nuevo diseño.

Como añade Carlos Berrozpe, director general de ADH Hoteles, división de gestión hotelera del Grupo Avintia, "esta propiedad es uno de los iconos de Ibiza y estamos especialmente orgullosos de trabajar con Hilton en el restablecimiento del lujo y la elegancia de un hotel que los visitantes de la isla podrán disfrutar durante todo el año".

El nuevo Gran Hotel Montesol contará con 33 habitaciones, un restaurante en la planta baja y una gran terraza en la azotea que podrá utilizarse como espacio exclusivo. La restauración y el interiorismo están siendo llevados a cabo por el prestigioso estudio de Lázaro Rosa Violán

Nueva vida

El hotel seinauguró en junio de 1933 y es la construcción más emblemática del maestro de obras Joan Gómez Ripoll. Desde 1936 hasta 1945 fue utilizado por el ejército durante la Guerra Civil. Cuando reabrió, pasó a llamarse Hotel Ibiza, se publicitó como un establecimiento de lujo a nivel nacional e internacional, y supuso un importante impulso turñistico para la zona del puerto de la ciudad.

A principios de los años 50, empezó a comercializar los primeros paquetes turísticos de Ibiza. En aquella época, el precio de la pensión completa oscilaba entre los 55 y 65 pesetas, y una estancia de ocho días costaba unas 580 pesetas. Hasta 1958 no fue bautizado como Montesol, y en 2002, se reconoció su estilo colonial como Bien de Interés Cultural (BIC).