El hotelero del 'caso Palau' embarranca en Barcelona

El hotelero del 'caso Palau' embarranca en Barcelona

La moratoria hotelera frena la apertura de un nuevo establecimiento de Olivia Hotels

Carles Huguet

Barcelona

02/12/2015 - 19:57h

Así es el 'hall' del Olivia Balmes, a pocos metros del Paseo de Gracia.

A base de localizaciones 'Premium', Olivia Hotels se ha hecho un nombre en Barcelona. Un hotel en plena Plaza Catalunya y otro en la calle Balmes, a pocos metros del Paseo de Gracia, han posicionado a la cadena en el segmento de las cuatro estrellas en la ciudad. Planeaban explotar un nuevo edificio céntrico; sin embargo, la moratoria hotelera les ha pinchado la rueda. La licencia solicitada para la calle Fontanella ha quedado suspendida, aseguran a 02B fuentes implicadas.

Fuentes en el sector hotelero de la ciudad apuntan la "inquietud" del constructor Manuel Valderrama con el avance del 'cerrojazo', que ya ha contactado con varios agentes implicados en el proceso. El establecimiento situado en una calle adyacente a la Plaza Cataluña tiene cinco plantas y se encuentra frente a la trastienda de El Corte Inglés. Hasta hace bien poco albergaba la sede de la aseguradora Santa Lucía en BCN.

Una piedra en el zapato para el crecimiento de la firma, que funcionó como un tiro en 2014. En el ejercicio pasado se anotó un beneficio de 2,2 millones de euros, un 55% más que el año anterior.

Testigo en el caso Palau

El fundador de la cadena tuvo que declarar como testigo  en la investigación contra el antiguo presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet. El magistrado investigaba si se había cometido apropiación indebida en lo que se llamó el 'caso Hotel Palau'. El Tribunal Supremo anuló en marzo la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona en 2014, que absolvió a la ex cúpula de Urbanismo del consistorio e impuso un año de prisión a Millet y su mano derecha, Jordi Montull.

Olivia Hotels era el encargado de la edificación del establecimiento de lujo junto a la sala. Sin embargo, Valderrama no estuvo libre de sospecha. Tanto la Fiscalía como los Mossos d'Esquadra pensaban que el constructor pagó comisiones al empresario catalán, aunque no pudieron demostrarlo. En su comparecencia negó la acusación.

Golpe tras un año de elogios

La firma se ha levantado del murmullo que generó la implicación en el escándalo y el año pasado elevó el volumen de negocio hasta los 28,52 millones de euros.  Además, consiguió reducir la deuda financiera de los 18,31 millones a los 11,23 millones.

La cadena hotelera cuenta también con el hotel Riu Bonanza en Mallorca y un lujoso cinco estrellas dedicado al enoturismo en el Penedés. 

Olivia Hotels no ha contestado las peticiones de información de 02B.