El hotelero señalado en el 'caso Palau' es una máquina de hacer dinero

El hotelero señalado en el 'caso Palau' es una máquina de hacer dinero

Olivia Hotels, del constructor Manuel Valderrama, aumenta el beneficio neto un 55% hasta los 2,2 millones

Ignasi Jorro

Barcelona

01/09/2015 - 20:23h

La cadena de Manuel Valderrama reformó el Olivia Balmes en 2014

La cadena del hotelero señalado en el 'caso Hotel Palau' gana dinero a raudales. Olivia Hotels, fundada por el constructor Manuel Valderrama, se anotó un beneficio neto de 2,2 millones de euros en 2014, un 55% más que el ejercicio anterior, según las cuentas que la firma acaba de depositar en el Registro Mercantil. 

La cifra de negocio de la hotelera, con establecimientos en Barcelona y Mallorca, creció un 30% hasta los 28,52 millones de euros. En un ejercicio redondo, Olivia enjugó parte de sus obligaciones a corto plazo y trasladó al largo parte de la mochila financiera: las deuda a pagar el ejercicio siguiente pasó de 18,31 millones en 2013 a 11,23 millones el año siguiente.

Claves de un año dorado 

El 'año dorado' de Olivia Hoteles tiene varias causas, según informa la propia compañía. Las ocupaciones en los dos hoteles mallorquines de la cadena "han mejorado ampliamente" las cosechadas en 2013. Tanto es así que 2014 marcó un "hito" en las ratios de ocupación de los dos alojamientos baleares.

Con lo que respecta a los tres establecimientos de Barcelona –dos en la ciudad y uno en la capital cavista de Vilafranca del Penedés-, la firma destaca las buenas puntuaciones en páginas web como Booking y Tripadvisor, con marcas que no bajan de los 8,7 puntos sobre diez. 

El año pasado, la familia Valderrama acometió dos reformas, la del hotel Bonanza Park (Mallorca) y el Olivia Balmes (Barcelona). "El mercado las ha valorado positivamente", sostiene la cadena.

Testigo en el 'caso Hotel Palau' 

Cabe recordar que el fundador de la cadena declaró durante el llamado 'caso Hotel Palau' en calidad de testigo. El juez investigaba si el expresidente del Palau de la Música de Barcelona, Fèlix Millet, cometió apropiación indebida. 

Por su parte, Olivia Hotels era la encargada de construir un hotel de lujo junto al auditorio. Aunque la Fiscalía y los Mossos d'Esquadra creían que Valderrama pagó comisiones a Millet por recibir el encargo, no lo pudieron demostrar. En su comparecencia ante el juez en marzo de 2014, Valderrama negó la acusación. Millet, por su parte, recibió una condena de un año de prisión en septiembre de 2014.