El icónico Chrysler se prepara para convertirse en hotel

El Chrysler sigue siendo el edificio de ladrillos más alto del mundo. Foto Skeeze | Pixabay.

El icónico Chrysler se prepara para convertirse en hotel

Los nuevos propietarios del emblemático edificio del Midtown de Manhattan tienen planes de convertirlo en un lujoso hotel

Mar Nuevo

Madrid

13/03/2019 - 11:30h

Nueva vida para uno de los edificios más emblemáticos de Nueva York: el histórico Chrysler, símbolo indiscutible del skyline de la ciudad, se transformará en un hotel, sumando así un nuevo atractivo al barrio de Turtle Bay, en el Midtown Manhattan.

De estilo art decó, con 77 plantas y 319 metros de altura fue el edificio más alto del mundo durante once meses entre 1930 y 1931 -hasta que lo superó el Empire State Building-. Sus nuevos propietarios, las firmas inmobiliarias RFR Holding y Signa Holding GmbH estarían interesados en transformar la vieja torre de oficinas en un establecimiento hotelero.

El emblemático edificio se vendió la semana pasada por 130 millones de euros, una quinta parte de lo que pagaron por él us actuales propietarios hace diez años

[Para leer más: Así es el exclusivo hotel del fundador de Studio 54 en Times Square]

Vendido a precio de saldo

La semana pasada se hizo público el acuerdo de venta por un precio de 130 millones de euros, muy por debajo de la que pagaron sus actuales propietarios, el Comité de inversiones de Abu Dhabi, que superó los 708 millones de euros.

Edificio Chrysler. Foto David Mark Pixabay.
Edificio Chrysler. Foto David Mark | Pixabay.

Según informó Skift, la reconversión del rascacielos, que destaca por su característica cúpula, requerirá “millones de dólares en mejoras, sin importar lo que los nuevos propietarios hagan con él”.

Transformar la torre en un hotel podría costar entre 133 y 220 millones de euros

A juicio de los analistas, mantenerlo como edificio de oficinas sería una propuesta aún más arriesgada, en un momento en que las empresas optan por edificios más modernos y mejor acondicionados en la zona de Hudson Yards​, en el extremo oeste de la ciudad, o bien en el área del World Trade Center

Los elevados costes de mantenimiento del edificio, las pérdidas derivadas del espacio sin ocupar (alrededor de 37.000 m2 en la actualidad) así como el incremento del alquiler de los terrenos sobre los que se erige, propiedad de Cooper Union, estarían también entre los motivos que justifican un cambio de actividad, señaló The Wall Street Journal.

[Para leer más: Un hotel para los amantes de los tiempos dorados de la aviación]

Reconversión de un edificio histórico

Transformar la torre en un hotel podría costar entre 133 y 220 millones de euros.

Las excelentes vistas y el valor de un edificio cargado de historia están entre los principales atractivos que respaldarían su uso hotelero. En contra, las dificultades de su transformación en cuanto a coste y diseño

El Chrysler sigue siendo el edificio de ladrillos más alto del mundo. Foto Pixabay.
El Chrysler es uno de los emblemas de Nueva York | Foto Pixabay.

Las excelentes vistas y el valor de un edificio cargado de historia están entre los principales atractivos que respaldarían su uso hotelero. En contra, las dificultades de su transformación en cuanto a diseño, comenzando por el emblemático vestíbulo, que podría dificultar la creación de una entrada exclusiva para los huéspedes del hotel.

Sin embargo, las obras en el cercano Grand Hyatt New York, el hotel que lanzó la carrera de Donald Trump, que se convertirá en una nueva torre con oficinas, tiendas y hotel, puede marcar la dirección a seguir.

En la misma línea, la transformación de la antigua terminal TWA en el aeropuerto JFK en un flamante hotel ideal para amantes de lo vintage confirma una tendencia en auge, la de convertir viejas glorias en alojamientos.