El nuevo Madrid adicto al lujo suma a Bluebay

El nuevo Madrid adicto al lujo suma a Bluebay

El anuncio de que la cadena gestionará el Hotel Miguel Ángel sigue la estela de otras operaciones de alto nivel en el Ritz, Torre Madrid, Edificio España y Canalejas

Redacción

Barcelona

18/09/2015 - 09:56h

Bluebay explotará el Hotel Miguel Ángel de Madrid

Bluebay ha puesto otra pieza en la renovación de la planta hotelera de Madrid. La cadena del inversor Jamal Satli Iglesias gestionará el Hotel Miguel Ángel mediante un acuerdo con el propietario del establecimiento, el británico de origen iraquí Nadhi Auchi. La operación, que se vehiculará mediante una joint venture entre ambas firmas, lleva aparejada una suma de 35 millones de euros para renovar el alojamiento.

El establecimiento, sito junto al Paseo de la Castellana, está huérfano de una explotadora internacional desde que Occidental Hoteles se retirara en 2013. Desde entonces, su propietario ha negociado con varias firmas hasta cerrar un acuerdo con Bluebay, que explota 52 hoteles y resorts en 27 países. 

Movimientos

La operación para renovar y relanzar la propiedad sigue la estela de recientes adquisiciones y acuerdos de explotación en la capital. La más sonada fue la adquisición del hotel Ritz de Madrid por Mandarín y el grupo saudí Olayan. Los nuevos propietarios invertirán 90 millones de euros para reformar el icónico establecimiento y reposicionarlo para competir con el Four Seasons de Canalejas. 

Precisamente, la apertura en la almendra madrileña es otra de las llegadas esperadas en Madrid. La lujosa cadena canadiense entrará en España en el edificio Canalejas tras el fiasco de la operación para desembarcar en Barcelona, que frustró el gobierno municipal de Ada Colau.

Además, la compra del Edificio España por el grupo chino Wanda Group –será un complejo de triple uso hotelero, comercial y residencial- y la llegada de Barceló a las plantas inferiores de Torre Madrid son otras piezas del nuevo puzzle hotelero de alto nivel en la capital. 

A falta de cerrarse

En este tablero falta el movimiento de dos fichas. Una es una cadena que explote el céntrico Hotel Villa Magna. El empresario colombiano, Jaime Gilinski, trató de adquirirlo por 190 millones en junio, pero el holding portugués Sodim rechazó "las condiciones de la transacción". La otra es la compra del hotel centenario hotel Westin Palace, situado frente a la fuente de Neptuno. Sus propietarios, Host Hotels & Resorts y el fondo soberano GIC de Singapur, han puesto precio a la pieza: 330 millones de euros.