El papa Francisco decepciona al turismo italiano

El papa Francisco decepciona al turismo italiano

Los empresarios del país querían que el cónclave eligiera a un estadounidense para potenciar el sector

Ismael García Villarejo

17/03/2013 - 20:13h

La elección del papa Francisco ha decepcionado a los empresarios turísticos de Roma por la escasa atracción que generará en uno de los principales mercados emisores: Estados Unidos.

De hecho, manifestaron su preferencia por un papa estadounidense. Consideran que la figura de un norteamericano al frente del Vaticano habría beneficiado notablemente al sector.

Según sus previsiones, aumentaría la afluencia de turistas estadounidenses cuyo gasto impulsaría la industria, pese a haber experimentado una notable mejoría tras la renuncia de Benedicto XVI, informa Europa Press.

El anuncio disparó más de un 10% las reservas de hotel en Roma, impulsando la temporada baja.

El negocio del cónclave

Tanto los 6.000 periodistas extranjeros que viajaron a la capital italiana para cubrir el cónclave, como el clero procedente de todo el mundo que se ha dado cita allí representan gran parte de este aumento inmediato en el número de visitantes.

La elección del argentino no es el peor escenario que se temían los empresarios romanos.

“Si el papa hubiera sido de Nueva Guinea, probablemente no repercutiría en una gran afluencia”, ha señalado un portavoz de la asociación de hoteleros Federalberghi, Giuseppe Roscioli.

Horas bajas

Otros representantes más optimistas del sector niegan la mayor. Insisten en que al ser el papa Francisco sudamericano sí se notará la influencia.

Tras los años al alza del sector, gracias al papado de Juan Pablo II, el turismo religioso en Roma ha atravesado tiempos difíciles por la crisis económica y la sucesión del papa alemán, que para muchos es menos carismático que su predecesor.