El precio de las segundas residencias tocará fondo en verano

El precio de las segundas residencias tocará fondo en verano

Andalucía y la costa alicantina liderarán la recuperación de los precios en el sector

Carles Huguet

Barcelona

16/06/2015 - 20:57h

Una segunda residencia en Torremolinos.

El mercado inmobiliario se acerca a un punto de inflexión en las costas españolas. El precio de las segundas residencias tocará fondo este verano para empezar a crecer a partir del otoño. Pese a las excepciones, como el caso catalán, Andalucía y la costa alicantina liderarán la recuperación de los precios. Una buena oportunidad para los que piensen en adquirir un apartamento.

Las estimaciones de la agencia de valoración Tinsa se realizan a partir de los indicios y los primeros repuntes, "pese a que el suelo aún se encuentra en una situación de parálisis", avisan. Los edificios con mayor demanda son los situados en primera línea de playa y pensados para un comprador extranjero de clase alta.

Los datos del primer trimestre

El índice de crecimiento y recuperación varía mucho en función  de la oferta de apartamentos vacíos. En zonas como la costa del Garraf, Oropesa del Mar o Peñíscola, los analistas ven difícil que el mercado absorba tal cantidad de viviendas.

Las localidades que capitanean el aumento de los precios, todavía muy lejos de los máximos registrados en el segundo trimestre de 2007, son Jávea ( 11,2%), Cartaya ( 9,8%) y Chiclana ( 8,1%). En el costado opuesto, se encuentran Palafrugell (-16,9%), Barbate (-15,3%) y Gandía (-14,6%).

El coste del metro cuadrado, oscila entre los 2.694 y los 804 euros. Sitges y tres localidades mallorquinas; Calviá, Andratx y Alcúdia; se mantienen como los enclaves más costosos. En el otro lado de la balanza, Almassora y Borriana, en Castellón, y Puerto Lumbreras y La Unión, en Murcia, se consolidan como los municipios más baratos.

El caso catalán

Tinsa presentó este martes la tendencia del caso catalán, donde solamente tres municipios (descontando Barcelona capital) registra una recuperación en los precios. Sitges, Salou y Castelldefels crecen entre un 4,2% y un 0,8%. Todavía alejados de los índices de otras zonas costeras. Palafrugell, Cubelles, Torredembarra, Vilanova i la Geltrú y Premiá de Mar, en cambio, caen más de un 10%. Una buena oportunidad para compradores.