El sector del juego rechaza la 'ley Eurovegas' valenciana

El sector del juego rechaza la 'ley Eurovegas' valenciana

Asegura que la futura norma va en contra de lo pactado y que no hay demanda que la justifique

Edificios en primera línea de mar en Benidorm
El sector del juego prevé “crispación” ante el anuncio de la Generalitat valenciana de modificar la actual normativa que regula el sector para permitir que los hoteles puedan contar con mini-casinos. Mientras, la patronal de hosteleros de Benidorm, Hosbec, impulsores de la medida, se muestra satisfecha.

Según la Asociación Autonómica Valenciana de Empresarios de Juegos Legalizados (EJUVA), “de momento no sabemos oficialmente nada, así que podría tratarse de un globo sonda, pero la noticia es preocupante”, apuntó Juan Carlos Arnau (letrado de la entidad).
 
 
Los empresarios anticipan la “crispación en el sector”
 
Desde EJUVA consideran que la modificación legislativa creará “crispación en el sector” ya que ni se ha planteado en la Comisión Autonómica del Juego (órgano consultivo de la administración) y “va totalmente en contra de la política que se ha llevado hasta la fecha”.

Para Arnau “es un hecho que en los últimos años la facturación del sector ha ido a la baja, así que no existe una demanda que justifique ampliar de este modo la oferta disponible”.

A favor de los límites


Hasta ahora, señaló, la normativa tiene a limitar el número de operadores con diversas medidas. Éstas incluyen desde fijar un máximo al número de casinos (uno por provincia con dos subsedes) hasta la obligatoriedad de mantener distancias entre bingos o casas de juego (1.200 metros). “Lo que se quiere hacer es exactamente lo contrario”, añadió.

Aunque todavía no hay una opinión conjunta del sector (hay hasta 14 asociaciones profesionales distintas en la Comunitat Valenciana) “es fácil prever que no va a gustar a nadie ya que la idea no es nueva, y cuando se ha planteado, ha creado rechazo”.

Positivo para el turismo

Por supuesto, la visión de los hosteleros es diametralmente distinta. Nuria Montes, secretaria general de la asociación de Benidorm --la entidad que más ha presionado por el cambio, Hosbec--, considera que la decisión será muy positiva.

“No es ningún secreto que desde hace ya dos años habíamos solicitado a la Generalitat una nueva legislación que contemplara la posibilidad de crear mini-casinos en los hoteles y otros establecimientos turísticos”, apuntó.

Rusos y chinos

Según explicó “entre Madrid y Barcelona suman cerca entre 15 y 16 millones de pernoctaciones al año mientras que Benidorm atrae acerca de 11 millones”. “La medida”, apuntó, “servirá para complementar nuestra oferta y hacer frente a proyectos como Eurovegas o Barcelona Word”.

Montes apuntó que la medida, de la que aún no han tenido conocimiento oficial, servirá sobre todo “para atraer al turismo chino y ruso, que resulta particularmente interesante”.

La decisión de modificar la actual ley del juego incluye, según informó Valencia Plaza, eliminar la obligación de que la entidades que quieran explotar un casino tengan a este como su único objeto. Ahora se pretende añadir también el de promoción turística.