El turismo rural da la espalda a las minusvalías

El turismo rural da la espalda a las minusvalías

El 80% de los alojamientos no están adaptados para personas con mobilidad reducida

Redacción

Barcelona

04/10/2015 - 20:43h

Los turistas con mobilidad reducida encuentran dificultades para acceder a los alojamientos rurales.
Las escapadas no están al alcance de cualquiera. Pasar un fin de semana en el campo o unas vacaciones en la montaña puede ser imposible para las personas con discapacidad. Un estudio realizado por la Universidad de Nebrija y el portar Club Rural evidencia que el 80,4% de los alojamientos rurales de España no está adaptado a la mayoría de minusvalías. Un impedimento para los 3,85 millones de personas con discapacidad que viven en nuestro país. 2,54 millones con problemas de movilidad.

Sin embargo, es sólo uno de los aspectos que el sector debe mejorar. Perros lazarillos tienen prohibido el acceso al 59,8% de los establecimientos. Lo mismo sucede con el resto de mascotas, vetadas en los paradores naturales de este tipo.

Sobre el precio

El coste de la mayoría de alojamientos oscila entre los 20 y los 30 euros por persona y noche. Concretamente el 41,7% de las instalaciones. Presupuestas para todos los públicos, pero. En el 9,5% de edificios puede hospedarse por menos de 15 euros. Por el contrario, para los más exclusivos, el 5% de la oferta rural mantiene precios por encima de los 45 euros.

Geográficamente, las Baleares sitúan el 60% de su cartera por encima de los 45 euros. Tras el archipiélago mediterráneo aparecen Cataluña y la Comunidad de Madrid. Más asequible es hospedarse en localizaciones como la Región de Murcia, con el 68% de su oferta con precios inferiores a los 20 euros y Aragón, con el 54% por debajo del umbral de los 20 euros.

Turismo rural

Escapadas de Semana Santa

El mes preferido para optar por este tipo de viajes es abril, que normalmente coincide con las vacaciones de Semana Santa. Analizando los datos trimestre por trimestre, dejan claro el problema de estacionalidad del país, con un auge a partir del segundo periodo (también incluye el Puente de Mayo). El resto del año sigue orientado al fin de semana aunque empiezan a aumentar en el mes de junio, cuando acaba el curso escolar.

En cuanto a los servicios ofrecidos, el 56,1% ofrece barbacoa, el 62,9% chimenea y 64,4% jardín. El mayor esfuerzo se está realizando a la hora de conectar los establecimientos. En 2014 el 39,1% ofrecían Internet, en 2015 ya son el 43%.