El turismo rural en España 'pincha' seis meses al año

El turismo rural en España 'pincha' seis meses al año

La "excesiva estacionalidad" del sector alcanza seis 'meses valle' al año,alerta un informe

Ignasi Jorro

Barcelona

06/09/2015 - 18:32h

Hotel rural Los Castillarejos, en Luque-Zuheros (Córdoba)

El síndrome del 'sol y playa' ha infectado al turismo rural en España. Los hoteles del interior lamentan la excesiva concentración de ventas en determinadas fechas: Semana Santa, verano y Fin de Año. Tanto es así que el 52,9% de propietarios de alojamientos en el campo español ve la estacionalidad como el principal mal de la industria.

La última entrega del Observatorio del Turismo Rural arroja luz sobre el problema. Los peores meses para los hoteles de campo son enero, abril-mayo, agosto-septiembre y diciembre. Por contra, un análisis de 1.600.000 solicitudes de reserva desde 2012 lleva a concluir que los picos de venta son en marzo, julio y noviembre.

Preocupante

La situación es especialmente preocupante en Asturias, Galicia, Cantabria, la Rioja y Extremadura. En estas comunidades, los propietarios muestran la mayor inquietud con la concentración del volumen de reservas. En total, la excesiva estacionalidad afectaría a 4.150 alojamientos situados en las cinco comunidades autónomas, concluye el estudio.

Cualesquiera que fueran las percepciones, los datos son concluyentes. La Comunidad Valenciana presenta los mayores índices de dependencia del verano. El Observatorio lo atribuye a una exposición excesiva del mercado interno: el 96% de reservas de los alojamientos de la Comunidad las hacen los propios valencianos.

En el otro extremo de la tabla, Canarias, Andalucía, Aragón, Castilla y León -líder en oferta y demanda en el sector-, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid, Murcia y Navarra presentan una distribución de las reservas más uniforme durante todo el año. Con lo que respecta a Baleares, el Observatorio carece de datos relevantes.

Soluciones

En este escenario, el Observatorio, que forman el portal Escapada Rural, la escuela de turismo CETT de Barcelona y la empresa NetQuest, apuntan soluciones. Entre otras, los profesionales citan medidas implementadas en algunas CC.AA, como la captación de turistas de regiones vecinas, potenciar las escapadas de fin de semana, posicionar valores que no dependan de la climatología, como la gastronomía o el paisaje, o los descuentos para determinados puentes a lo largo del año.