El turismo rural prevé un pinchazo para el día de Todos los Santos

El turismo rural prevé un pinchazo para el día de Todos los Santos

Escapadarural atribuye a la caída a la ausencia de puente para la festividad

Redacción

Barcelona

28/10/2014 - 20:50h

Una casa rural
El turismo rural no cuenta este año con el día de Todos los Santos como gran aliado. El sector prevé un pinchazo para este próximo fin de semana. Lo atribuye a que no habrá puente para conmemorar la festividad. En total, calcula que la media de ocupación pasará del 55% el año pasado a sólo el 40%.

Ana Alonso, directora de comunicación de Escapada Rural, asegura que "este es el primer bajón en la demanda a lo largo de un 2014 que, en líneas generales, ha ido mejorando las cifras del año precedente". Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros durante los ocho primeros meses de 2014 aumentaron el 3,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

La experta asegura que el descenso parece puramente coyuntural ya que, la diferencia interanual se debe a que hace un año el día 1 de noviembre caía en viernes y este año en sábado, por lo que los viajeros no tienen opción a disfrutar de tres días festivos.

Según los datos obtenidos de los alojamientos del portal, las comunidades autónomas con mejores previsiones para estos días son Cataluña (63%), Navarra (57%) y La Rioja (53%). El ranking coincide con los destinos más solicitados en 2013, aunque la ocupación general es inferior para todo el territorio. Como ya sucedió durante el mismo periodo del año anterior, las regiones que registran un menor índice de ocupación son Galicia, Cantabria y Asturias, con un 18%, 16% y 9% de las reservas, respectivamente.

El día de Todos los Santos es una de las fechas clave para el sector ya que, según los resultados del Observatorio del Turismo Rural, las fechas especiales como Halloween son motivo de organización de una estancia rural para más de la mitad de los encuestados (53,8%). De hecho, Barcelona lidera el ranking de reservas por provincias con 76% de las viviendas ocupadas, en gran parte, gracias a que en la capital catalana el 31 de octubre se celebra la tradicional "castanyada".