El turismo rural toca fondo

El turismo rural toca fondo

La ocupación en este sector cae siete veces más que la media de otros establecimientos

El turismo rural en España ha vuelto a sufrir un varapalo en verano, con un descenso en la ocupación del 7,5% el pasado mes, respecto a 2011.

La caída es casi siete veces superior a la media del conjunto de los establecimientos extra hoteleros, según las estadísticas que elabora la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA,) a partir de los datos que proporciona el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con un desplome del 15,6% de las reservas de los españoles en julio, y un aumento de los visitantes internacionales del 18,3%, el sector "no se hunde por los turistas extranjeros", advierte UPTA.

Además, la asociación asegura que el turismo rural, que cuenta con más de 15.786 establecimientos y genera empleo para más de 22.637 personas, se encuentra en "una de las peores situaciones desde el inicio de la crisis".

En cuanto al número de plazas ocupadas, el INE observa también una gran disminución, ya que solamente se ocupan el 21,4% de las plazas (-10,4%) y un 30,7% de ellas son de fin de semana, que también sufren una bajada del 2,3%.