Escarrer: "Nunca verás a Meliá jugar a ser una agencia de viajes o un turoperador"

Escarrer: "Nunca verás a Meliá jugar a ser una agencia de viajes o un turoperador"

El consejero delegado de la hotelera asegura que "si hubiera sido un inversor internacional" se hubiera cuestionado la apuesta "por Cataluña y Barcelona debido a la moratoria"<span style="font-size: 15px;"><br /></span>

Carles Huguet

Barcelona

04/02/2016 - 21:41h

El consejero delegado delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.

Tener las cosas claras para continuar siendo la cadena hotelera más grande de España. Es la máxima de Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels International, que repite una y otra vez: "Es igual o más importante definir lo que quieres hacer como lo que no quieres ser". Aterriza en Barcelona apenas 12 horas para ejercer como ponente en los desayunos informativos de PwC y La Vanguardia. Tras el acto, atiende a 02B.

En la lista de negativas están países como India y Australia. "El primero está en ebullición, pero no podemos aportar el valor añadido necesario, y en el segundo necesitas una cantidad de establecimientos muy alta para funcionar", explica. En el punto de mira, Alemanía y Estados Unidos, con tres nuevos alojamientos previstos para 2016.

La apuesta parece que ha cuajado. Tras presentar el plan de expansión, la analista Beka Finance situó el precio objetivo en 14,35 euros -9,24 al cierre del miércoles- por acción pese al descenso del valor durante el año anterior. El Banco Sabadell tiene en cuenta las afectaciones macroeconómicas y de los atentados de París y la prefiere a NH. Estima en 13,5 euros el coste por papel.

Modelo de negocio claro

La cruz no está sólo puesta en los territorios. "En tiempos de bonanza económica parece que todos los grupos hablan de integración vertical", sonríe. "Todos quieren tener su propia agencia de viajes, su propio turoperador o su propio receptivo, pero nosotros no, nunca verás a Meliá en este papel", sentencia.

Mientras, y por citar dos ejemplos, Barceló adquirirá en junio su segundo turoperador en sólo un año e Iberostar absorbió en diciembre el receptivo NT Incoming y la agencia New Travelers. "Zapatero a tus zapatos", se aplica Escarrer.

Ni hablar de apartamentos

En la conferencia, los grandes titulares fueron para Airbnb. El balear definió a la tecnológica como "el mayor problema de los hoteles a nivel mundial". ¿Sumarse al enemigo? "Ni hablar, tampoco nos verás nunca creando plataformas como BeMate –de Kike Sarasola-", responde. "Nuestros alojamientos deben aportar algo más que una cama; hay que llenarlos de experiencias para dotarlos de valor añadido", señala.

A raíz de la oferta ilegal, lamenta, ha llegado la masificación turística en ciudades como Barcelona. "Y con la moratoria, los que hemos pagado hemos sido nosotros", se queja. "La inseguridad jurídica que había ha hecho que hayamos dejado en stand by el ME by Meliá de la calle Casp desde mayo", ilustra. Y asegura: "Siendo de aquí puedes asumirlo pero si fuera un inversor internacional, con la cantidad de destinos que se pelean por atraer proyectos de gama alta, me hubiera cuestionado mi inversión en Cataluña y Barcelona".

A vueltas con las instituciones

Otro ejemplo de injerencia institucional en el negocio hotelero es la polémica ecotasa que aplicará el Gobierno Balear. "La asumiremos los hoteleros", avisa. "Y mientras haya bonanza no pasará nada". Sin embargo, "llevamos varios años viviendo de prestado, con turistas que huyen de Egipto o Túnez en nuestras costas". Cuando la situación en ambos países se calme se verán las consecuencias. "Volverán con unos paquetes imbatibles y entonces nos acordaremos de estas decisiones y nos preguntaremos ¿Cómo pudimos cometer el error?", profetiza.

Por ello, "lo más importante ahora no es crecer por crecer, es sumar en lo cualitativo", analiza. De las 61 aperturas proyectadas hasta 2018, todas son proyectadas desde cero. Algunas, en zonas que tradicionalmente no fueron distinguidas por su exclusividad. Un ejemplo es Magaluf –cómo ya explicó 02B en su momento-. "Lo que toca es centrarnos para darle añadidos al clásico sol y playa, si no perderemos cuando se despierten en el norte de África", advierte.

Mañana, la segunda parte.