Este viejo transatlántico se renueva para revivir sus años dorados

Tras prestar servicios como transatlántico, el Queen Mary es un  hotel de lujo en Long Beach.

Este viejo transatlántico se renueva para revivir sus años dorados

El Queen Mary fue uno de los transatlánticos más lujosos. Hoy hotel en Long Beach (California), se somete a profundos cambios para recuperar su esplendor

Mar Nuevo

Madrid

27/02/2019 - 12:25h

Con una azarosa historia, que lo llevó de ser el buque más rápido en cruzar el Atlántico a trasladar soldados durante la Segunda Guerra Mundial, pasando por registrar una de las más elevadas actividades paranormales del mundo, el transatlántico Queen Mary, hoy reconvertido en hotel, se renueva para recuperar su antiguo esplendor.

Sin duda, el Queen Mary fue uno de los transatlánticos más famosos del pasado siglo, que prestó servicio principalmente en la travesía del Atlántico entre 1936 y 1967 para la compañía naviera Cunard Line, que actualmente sigue operando un buque que recogió su legado, el Queen Mary II.

El Queen Mary ostentó el título del barco más rápido en cruzar el Atlántico en 1937 y entre 1938 y 1952

Construido por los astilleros John Brown & Company en Clydebank (Escocia) y buque insignia de Cunard entre 1936 y 1946, cuando el Queen Elizabeth entró en servicio, ostentó el galardón ‘Banda azul’ que premiaba la travesía más rápida entre ambos lados del Atlántico en 1937 y entre 1938 y 1952.

[Para leer más: la resurección del transatlántico más elegante del siglo XX]

Su velocidad, que le permitía escapar a los submarinos alemanes, hizo que fuera reconvertido y utilizado para el transporte de tropas durante la Segunda Guerra Mundial y se dice que Hitler llegó a ofrecer una recompensa millonaria por su hundimiento.

 

En su vida civil fue también uno de los barcos más lujosos. De estilo art decò, contaba con dos piscinas (la de primera clase con dos cubiertas de altura), biblioteca, salón de belleza, cuatro pistas de pádel, salón de baile, una sinagoga y varios restaurantes, así como perrera y zonas para niños.

Nueva vida como hotel flotante

Su último viaje fue en 1967, cuando navegó entre Southampton y Long Beach, California, donde fue reconvertido en hotel y atracción turística. Figura incluso en la lista del Registro Nacional de Lugares Históricos de Estados Unidos.

La compañía que lo opera como hotel, Urban Commons, se marca como objetivo asegurar que el futuro del Queen Mary sea tan ilustre como su glorioso pasado

Hoy el barco se enfrenta a una nueva restauración que pretende mejorar la experiencia del huésped y recuperar su antiguo brillo.

Según Dan Zaharoni, Director de Desarrollo de Urban Commons, la compañía que opera el hotel, “restaurar un barco histórico como el Queen Mary no es algo que se logre de la noche a la mañana”. Su objetivo, sin embargo, es ambicioso: “asegurar que el futuro de Queen Mary sea tan ilustre como su glorioso pasado".

Restaurante hotel Queen Mary.

Entre las renovaciones que se han realizado en los últimos dos años se incluyen las mejoras estructurales en la sala de calderas del barco que permitieron que la popular atracción de Fantasmas y Leyendas reabriera, las reparaciones de techos y cubiertas, la introducción de sistemas contra incendios o la renovación de la pintura del caso y el tratamiento antiherrumbre.

Atracciones renovadas

También se hicieron mejoras en la experiencia del visitante, con la incorporación un nuevo teatro con tecnología 4D, Ellis Island Experience, y las nuevas exhibiciones Titanic y Winston Churchill.

El barco cuenta ahora con un nuevo teatro con tecnología 4D

"Si bien muchas de las mejoras son visibles para el visitante cotidiano, como el nuevo teatro 4D, la mayoría de nuestras áreas de trabajo y enfoque se encuentran bajo la cubierta y no siempre son visibles para nuestros clientes", dijo Adam Grandorff, Vicepresidente de Construcción para Urban Commons.  

[Para leer más: Alerta románticos, un faro alojará un nuevo hotel en Galicia]

"Entendemos que la comunidad observa fácilmente los avances cosméticos que se hacen, pero es importante que siempre prestemos la atención y el cuidado adecuados al corazón y al alma de la nave para continuar salvaguardando su futuro. En este sentido, precisó, “continuaremos haciendo del barco s mejor versión”.

Queen Mary camarote.

Urban Commons también ha ampliado enormemente las ofertas de entretenimiento del barco y las atracciones para la familia. Una nueva asociación con el productor de festivales de música Goldenvoice llevará más de una docena de conciertos al Queen Mary este año, así como eventos puntuales por fiestas como la Navidad, donde se instalará una pista de patinaje sobre hielo a bordo que se ofrecerá tanto a huéspedes como a visitantes locales.

Sus atracciones más populares explotan las historias de fantasmas y apariciones que circulan sobre el barco

El barco encantado

Precisamente algunas de sus atracciones más populares explotan las historias que circulan sobre el barco. En 1966, un trabajador murió aplastado por la puerta número 13 mientras llevaba a cabo tareas de mantenimiento. Desde entonces, muchos tripulantes y viajeros aseguraron haber visto una figura fantasmal deambulando por los pasillos hasta llegar a la puerta número 13.

Queen Mary hotel.

El llanto de un niño que murió en la conocida como ‘guardería de tercera clase’, grifos que se encienden solos, teléfonos que suenan en la noche o ruidos en habitaciones desocupadas son otras de las leyendas que atraen y asustan a los huéspedes de este fantasmagórico barco a partes iguales.