Fairmont, candidato a quedarse con la gestión del Juan Carlos I de BCN

Fairmont, candidato a quedarse con la gestión del Juan Carlos I de BCN

La dirección del hotel convoca a una reunión a los trabajadores este jueves para anunciar el cambio de titularidad

G.T.

Barcelona

01/10/2014 - 18:39h

El Juan Carlos I de Barcelona está en la cartera de Fairmont desde octubre.
El Hotel Juan Carlos I está a punto de cerrar etapa. La dirección ha convocado a los trabajadores este jueves para anunciarles la nueva cadena que tomará el relevo de la gestión del establecimiento. Fuentes de los empleados señalan que Fairmont, compañía canadiense, es la mejor situada para llevarse el gato al agua. Según detallan, representantes de la cadena han mantenido varias reuniones con Barcelona Project´s, sociedad del príncipe saudí Turki ben Naser propietaria del inmueble.

El hotel llevaba más de un año en situación de provisionalidad tras la espantada de Husa Hoteles en junio de 2013. Desde entonces, la sociedad Gestión de Activos Turísticos (GAT) se había hecho cargo de la gestión del establecimiento. El acuerdo era por tres meses y se esperaba que al terminar este periodo la cadena Intercontinental asumiera las riendas. No obstante, el estado del hotel y las cuantiosas inversiones que se debían realizar para rehabilitarlo truncó la operación.

La gestión de GAT no ha sido satisfactoria, según empleados del hotel. Los índices de ocupación no han mejorado y durante este periodo tampoco se han realizado las obras necesarias para devolver el esplendor a este cinco estrellas Gran Lujo de más de 400 habitaciones. La llegada de una cadena internacional es una opción para volver a situar en el mapa a este gigante.

El hotel Juan Carlos I se inauguró en mayo de 1992, poco antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona. La familia Gaspart controló la gestión del hotel desde su inauguración, aunque la abandonó tres años después. En 2002, la recuperó tras una contienda con la norteamericana Sheraton. A mediados de 2013, volvió a salir de la dirección tras los cuantiosos problemas económicos que han llevado a la cadena al concurso de acreedores.