El fondo que sentenció al Popular afila los colmillos con NH

Entrada del NH Collection del Paseo del Prado. CDB

El fondo que sentenció al Popular afila los colmillos con NH

El fondo europeo Oceanwood eleva la participación en NH hasta el 14,12% a una semana de la junta de accionistas

Cristian Reche

Barcelona

28/06/2017 - 07:00h

Oceanwood se arma. Lo hace tras elevar su participación en el capital social de NH Hotel Group hasta el 14,12% a una semana de la junta de accionistas. El fondo, que tuvo un papel relevante en la caída del Popular –donde tomó posiciones cortas cuando la entidad empezó a caer en bolsa–, lleva años enemistado con el accionista principal de la cadena hotelera, el fondo chino HNA, a quien desplazó del consejo de administración el pasado año después de aliarse con el tercer accionista, Hesperia.

El fondo fundado por Chris Gate, un ex Goldman Sachs, está presente en el capital del grupo hotelero a través de otros dos fondos. El primero, Oceanwood Opportunities Master (11,78%) y, seguidamente, Oceanwood Priphal Euro Select Opportunities (2,3%). Aún con todo, sigue como segundo accionista, dado que HNA mantiene el 29,5% de las acciones. 

Oceanwood lleva años queriendo frenar a HNA. Y lo ha conseguido

No obstante, el fondo con sede en Londres y Malta ha conseguido equilibrar las fuerzas. Para ello ha sido necesario aumentar progresivamente la participación y, además, buscar socios. El primer paso vino con la entrada en el consejo de administración en octubre de 2013, cuando adquirió el 7,7% de las acciones. Pasado el tiempo, realizó sucesivas compras de acciones que le dejaron con más del 10% de la participación.

Fue entonces cuando pensó que contaba con suficiente fuerza para desbancar a HNA. Y lo consiguió. En junio del pasado año, Oceanwood logró el respaldo de los socios que sumaban el 42% del capital. En esta operación fue necesaria la colaboración de Hesperia, el tercer máximo accionista con el 9%, que se unió a su frente. Finalmente también también lo hicieron otros fondos como Henderson, así como inversores institucionales.

Los grandes accionistas argumentaron que el copresidente Charles Mobus –y otros tres miembros del consejo que representaban a HNA– incurrían en un conflicto de intereses con la entidad por su condición de dueños de la hotelera Carlson Rezidor y también por participar al 51,3% en Rezidor Hotel Group, competencia directa de NH.

Por su parte, muchos inversores estaban cansados de las prácticas de Mobus. Meses atrás, éste intentó colocar en el sillón de independiente a Taisa Markus, a la que unía una relación de amistad personal. El hecho, tal y como trasladaron algunos minoritarios, convirtió "en una farsa el proceso de contratar, a un elevado coste, a un consultor de selección de personal para encontrar a un consejero independiente". 

Oceanwood hizo­­­­­ pinza con Hesperia, el tercer accionista

Pero la cosa no quedó ahí. Nada más realizar esta purga, el nuevo consejo de administración, ya con otra composición, relevó a Federico González Tejera, que ocupaba el cargo hasta el momento de consejero delegado y era próximo a HNA.

Tras esta decisión, el gigante asiático salió al paso. Hicieron llegar una carta en la que expresaban que los consejeros de Oceanwood habían decidido prescindir de Tejera "contra el criterio de los independientes y desafiando la voluntad de la mayoría de los accionistas que, horas antes en la junta general, expresaron su apoyo a su continuidad”. Precisamente, en enero de este año, Tejera ha sido nombrado consejero delegado de Carlson Hotels.

Así se aprovechó Oceanwood de la caída de Banco Popular

El recorrido de Oceanwood en el accionariado de Banco Popular se inició en octubre de 2015. Fue entonces cuando tomó posiciones a corto a la espera de que el valor de la entidad se depreciara.

Tres semanas antes de que fuera vendida al Santander, todavía acreditaba el 1,12% del banco que presidía Emilio Saracho. Finalmente, tras la caída, se quedó ‘colgado’ con el 0,82% de las acciones, pero tuvo tiempo de deshacerse del resto de posiciones cortas para obtener plusvalías.

Oceanwood emprendió otra estrategia con los vaivenes de Liberbank 

Poco después, debido a un efecto contagio, le tocaría a Liberbank. Sin embargo, en este caso la decisión fue distinta. Dado que ya mantenía una posición consolidada, Oceanwood optó por reforzarse. Ante las caídas consecutivas, el fondo no se retiró, sino que decidió aumentar la participación.

El objetivo respondía a una clara intención de controlar el banco ya que, de continuar cayendo, había posibilidad de una opa. No obstante, con la prohibición de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de las operaciones a corto y con el paso de las sesiones, la entidad presidida por Manuel Menéndez volvió a estabilizarse.