Gaspart despedirá a 200 empleados para salvar Husa

Gaspart despedirá a 200 empleados para salvar Husa

La firma presenta un ERE en los juzgados de BCN que afecta a la mitad de la plantilla de las sociedades en concurso

Gabriel Trindade

Barcelona

24/04/2014 - 20:58h

Joan Gaspart, presidente de Husa
Husa cumple con el guión. La compañía presidida por Joan Gaspart ha presentado en los juzgados de Barcelona el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para las sociedades que se encuentran en situación concursal, según detallan fuentes empresariales. El plan propuesto por la hotelera supone despedir a 200 empleados, casi la mitad de los 450 que trabajan en las empresas afectadas, aunque el número final podría variar si se consuman varias operaciones de venta de negocios.
      
 
El juez ha requerido las cuentas del último año a la hotelera
 
La firma del vicepresidente de la CEOE ha estado en conversaciones todo este mes con los sindicatos, la administración concursal --representada por el letrado José Manuel Calavia Molinero y Banc Sabadell-- y el titular del juzgado mercantil número 3, José María Seijo, para avanzar en este asunto primordial si se quiere levantar el concurso. El proceso ha sido complicado. Sobre todo porque primero se tenía que constituir un comité intercentros que representase a todos los empleados de las firmas de Hostelería Unida, rama del negocio de Gaspart caída en desgracia.

Los abogados de Husa presentaron el ERE a última hora de la mañana el miércoles. El plan pasa por despedir a casi la mitad de la plantilla, cifra superior a los 100 trabajadores barajada por los sindicatos. No obstante, el número final de puestos de trabajo aún podría sufrir algunas variaciones si se logra vender parte del negocio. Las citadas fuentes empresariales apuntan que sobre la mesa existen ofertas por varios hoteles. Entre ellas, una para adquirir el hotel Chamartín, de titularidad de Adif; y otra para adquirir el Husa Victoria de Valencia, propiedad de un hotelero español.

Gaspart llevó a concurso a Hostelería Unida en febrero tras varios meses de rumores sobre su delicada situación económica. La división entró en quiebra con 218 millones de euros de pasivo, de los que alrededor de 100 pertenecen a deuda bancaria. El también presidente de Turisme de Barcelona tomó la decisión para protegerse del insistente acoso de varios proveedores que le reclamaban deudas pendientes. Con la medida, Gaspart ha logrado blindarse hasta junio para poner en orden los pagos.

La cadena de Joan Gaspart arrastra pérdidas desde hace varios ejercicios. Entre 2009 y 2012, la firma, en la que trabajan cerca de 1.200 empleados, perdió alrededor de 38 millones de euros. El resultado del pasado ejercicio aún es un misterio aunque algunos medios empresariales lo sitúan en los ocho millones. El juzgado mercantil ha requerido ya las cuentas del 2013.