Gaspart salvará a Husa sobre la bocina

Gaspart salvará a Husa sobre la bocina

El hotelero presentará el convenio con los acreedores el último día hábil para hacerlo

Ignasi Jorro

Barcelona

29/05/2015 - 18:58h

Joan Gaspart presentará el convenio de Husa el martes

Joan Gaspart mostrará una última mano para sacar a Husa de la suspensión de pagos. El empresario catalán presentará el convenio con los acreedores de la firma hotelera el martes, el último día hábil para entregar un acuerdo con bancos, administraciones, trabajadoras y particulares.

Lastrado por un agujero de 153 millones, el grupo de alojamiento ultima un pacto multipartito que evitaría la calificación del concurso. "Está cerca de firmar un acuerdo con los bancos, y la deuda con la administración no será un problema", aseguran fuentes cercanas a la empresas.

Los flecos del convenio se cerrarán durante el fin de semana, el lunes (fiesta en Barcelona) e incluso el martes por la mañana. No será fácil. Cuando la sociedad entró en quiebra en febrero de 2014, los administradores concursales detectaron activos de 68 millones y un pasivo de 221 millones.

Para enjugar la deuda, las quitas a acreedores llegarán al 80% y 90% de la cantidad adeudada.

Pago en activos

Entre los actores 'atrapados' por la deuda de Husa hay bancos, administraciones públicas, la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y los propios trabajadores. Los que recobrarán la suma mayor son los acreedores privilegiados: administraciones y bancos con créditos hipotecarios.

No obstante, fuentes conocedoras del concurso indican que los inmuebles podrían jugar un papel importante. "Desde la última reforma de la Ley Concursal, una empresa puede entregar activos para repagar deuda. Y Husa tiene aún varios hoteles", aseguran.

Grupo británico

Otro de los pilares del plan será la inyección de capital que ha realizado el grupo británico Park Street Advisors. La agencia de gestión de activos ha estabilizado la empresa con líquido para evitar que siga bajo administración. En cualquier caso, y según las fuentes consultadas, la voluntad de Husa es "salvar la empresa y los puestos de trabajo".