Las grandes damas: así son los hoteles más señoriales del mundo

Establecimientos clásicos, elegantes y con un servicio como no hay igual. Estas son las grandes damas de la hostelería.

Las grandes damas: así son los hoteles más señoriales del mundo

Entre los hoteles de lujo destacan unos pocos establecimientos que combinan exclusividad con una historia de elegancia y glamour

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

02/12/2019 - 12:23h

Hay hoteles y hoteles de lujo, pero pocos pueden presumir de tener una historia centenaria a sus espaldas, con una elegancia que se mantiene en sus salones y habitaciones de techos altos y una estética intacta desde que abrieron sus puertas.

A estos hoteles se los conoce como las grandes damas, una manera respetuosa de reconocer su apego por las tradiciones y en donde los toques modernos se cuelan de manera sigilosa.

The Goring, Londres

Uno de estos establecimientos es The Goring, en Londres. Ubicado detrás del Palacio de Buckingham, es el elegido por las casas reales de Europa y Asia cada vez que visitan la capital británica.

[Para leer más: Así es el ‘afternoon tea’ de los hoteles más glamurosos de Londres]

Con 69 habitaciones, desde 1910 es propiedad de la familia Goring. Aquí la tradición es un baluarte sólido: el té de las cinco de la tarde solo se sirve a esa hora, y su ceremonia con su despliegue de bocadillos dulces y salados es impactante.

El hotel The Goring es el elegido por las casas reales europeas. Foto: The Goring.

El hotel The Goring es el elegido por las casas reales europeas. Foto: The Goring.

Sus jardines privados están entre los más grandes de Londres, y junto con su Lounge Bar ofrecen un servicio de discreción y elegancia como no hay igual.

The Carlyle, Nueva York

Este hotel de estilo art decó del Upper East Side, en Nueva York, casi cierra sus puertas antes de abrir, sacudido por el crack de 1929.

La elegancia de la Empire Suite en el Carlyle Hotel.

La elegancia de la Empire Suite en el Carlyle Hotel.

Pero al año siguiente se inauguró, y a pesar de algún sobresalto económico inicial, desde ese entonces mantiene una elegante presencia que no cambia con el tiempo. Aquí hay ascensoristas que conducen a los pisos, los almidonados manteles se conservan impolutos y las arañas revestidas con oro de 24 quilates añaden una presencia señorial.

El hotel The Carlyle tiene una red de túneles subterráneos para que las celebridades y grandes fortunas puedan salir a las calles de Manhattan sin ser descubiertos

El subsuelo tiene una red de túneles usados por las grandes fortunas y las celebridades que quieren salir a las calles de Manhattan sin ser descubiertos. Y también servían para entrar con discreción, como se asegura que hizo Marilyn Monroe para llegar al apartamento de John F. Kennedy.

Hotel Poseidonion Grand, Grecia

En la isla de Spetses, en el paseo costero sobre el Egeo, se encuentra este hotel de 66 habitaciones construido en estilo belle-époque a imitación de los grandes establecimientos de la Costa Azul.

Las palmeras en sus jardines y piscinas son algunas de sus señas de identidad, como sus pisos de mármol y un spa que apenas ha cambiado en un siglo.

[Para leer más: Siete hoteles de Nueva York para reencontrarse con la historia]

Los avances de la modernidad llegaron discretamente, como la incorporación de una piscina, la instalación del aire acondicionado y la exhibición de obras de arte en pasillos y salones.

El hotel se encuentra en primera línea de la costa en la isla griega de Spetses. Foto: Hotel Poseidonion Grand.

El hotel se encuentra en primera línea de la costa en la isla griega de Spetses. Foto: Hotel Poseidonion Grand.

En su restaurante Verandah la cocina tradicional griega se prepara con ingredientes cultivados en el jardín ecológico del hotel. Con una carta más moderna, la brasserie Library es otra opción recomendada para los huéspedes.

Raffles Hotel, Singapur

Tras dos años de obras este emblemático hotel de Singapur, inaugurado en 1887, es el símbolo por excelencia de la elegancia colonial en la ciudad-estado del Sudeste Asiático.

El estilo victoriano sigue siendo su carta de presentación, con el color blanco predominante en salones y dormitorios, con un equilibrado uso de maderas nobles e imponentes arañas.

A pesar de su lujo, en el Long Bar del hotel Raffles los huéspedes siguen arrojando las cáscaras de cacahuetes al suelo

Tras los trabajos el hotel cuenta con 115 suites, divididas en nueve categorías. En todas hay alfombras orientales, vestidores, escritorios, sofisticados detalles de decoración como jarrones y obras de arte, y baños revestidos con mármol.

El Raffles Hotel de Singapur vuelve a exhibir su tradicional propuesta de lujo.

El Raffles Hotel de Singapur vuelve a exhibir su tradicional propuesta de lujo. Foto: Raffles Hotel.

Además se mantienen los techos altos (de hasta cuatro metros) y en las suites más grandes, como la de las residencias, cuentan con un elegante salón y vestíbulo.

En este hotel se inventó el famoso cóctel Singapore Sling, y a pesar de su prestigio, se mantiene la costumbre de sembrar el suelo de Long Bar con cáscaras de cacahuetes.

Hotel Hassler, Roma

En la cima de la escalinata de Plaza España, en la zona más chic de Roma, este hotel de siete pisos mantiene el glamour de la familia que lo abrió hace 125 años, y que sigue moldeando su estilo.

La fastuosa suite presidencial del Hotel Hassler. Foto: Hotel Hassler.

La fastuosa suite presidencial del Hotel Hassler. Foto: Hotel Hassler.

Este hotel de 87 habitaciones está ricamente decorado con mármoles, muebles clásicos y antigüedades.

Su restaurante Palm Court es un oasis en el verano, donde las mesas se trasladan al jardín, mientras que en el invierno el lugar más acogedor es el Salone Eva. Otra opción es el restaurante Imago, premiado con estrellas Michelin, que tiene unas hermosas vistas de la capital italiana.