Heredad Beragu: escondite 'agro-chic' en la Navarra profunda

Heredad Beragu: escondite 'agro-chic' en la Navarra profunda

Cuatro casas antiguas se han convertido en un hotel ecológico y sostenible, rodeado de historia y naturaleza

Sonsoles Vázquez

Madrid

13/05/2016 - 16:39h

Una de las habitaciones del hotel, con vistas al valle

No te esperes el clásico alojamiento rústico. Heredad Beragu destaca primero por su enclave, dominando la Foz Verde del río Aragón y la reserva natural de Caparreta, y luego por su propia estructura.

Cuatro casas recuperadasLa Gualda, Antolín, El Cuco y Vidal-, con materiales originales y procedentes de de derribos, han dado paso a un hotel rural de autor, ecológico y sostenible que no deja indiferente.

Ecológico y sostenible

Su nombre recuerda su pasado y situación geográfica. Una heredad era un conjunto de propiedades -compuesto por una casa de labranza, cuadras, bodega, granero, molino o almazara, y forja o fragua- que otorgaba el rey. Y se sabe que en Gallipienzo hubo hasta tres. Beragu, por su parte, hace referencia al monte sobre el que se asienta el pueblo.

De carácter ecológico y sostenible, alberga 9 habitaciones temáticas, un bar-restaurante para degustar los desayunos y platos de gastronomía tradicional navarra, terraza y jardín, y próximamente dispondrá de una zona de spa & wellness.

A escasos 55 kilómetros de Pamplona, el pueblo en que se asienta es Gallipienzo, con un rico patrimonio histórico de origen medieval y un entorno natural único. El principal atractivo de la localidad es el observatorio de aves con vistas al desfiladero del río Aragón y a la reserva natural de Caparreta, y su proximidad a Sangüesa, Ujué, Ayesa, Lerga y San Martín de Unx.