Elefantes de día y estrellas de noche: así es el glamping en Tailandia

No te aseguramos poder (ni querer) dormir en toda la noche. Foto: Anantara.

Elefantes de día y estrellas de noche: así es el glamping en Tailandia

Bajo las estrellas y en medio de una jungla al norte de Tailandia, bien podría ser el hotel-burbuja más impactante del mundo

Mar Nuevo

Madrid

27/03/2020 - 18:15h

No podemos viajar, pero sí soñar -y planear- la siguiente escapada. Y en la búsqueda de inspiración, nos trasladamos al Golden Triangle, el punto justo donde confluyen Tailandia, Laos y Myanmar para refugiarnos en estas espectaculares burbujas que, entre detalles de lujo, nos acerca a lo verdaderamente importante: el cielo… y los elefantes.

Hay pocas experiencias más alucinantes que dormir bajo las estrellas. Pero quizás una de ellas sea sumar a la ecuación la visita de estos majestuosos paquidermos que se mueven a sus anchas por Anantara Golden Triangle Elephant Camp & Resort, un exclusivo hotel de la marca premium de Minor (también propietaria de NH) que, junto a la Golden Triangle Asian Elephant Foundation (GTAEF), creó un refugio de elefantes rescatados de situaciones límite que incluyen el trabajo forzado y el tráfico ilegal.

El Anantara Golden Triangle Elephant Camp & Resort suma instalaciones de lujo y una reserva para elefantes rescatados

Jungle Bubbles. Foto: Anantara

Jungle Bubbles. Foto: Anantara.

[Para leer más: Una casa-nido para ver como nunca los fiordos noruegos]

Jungle Bubbles

Los elefantes, que la doctora Nissa Mututanont cuida con mimo, pasan tan cerca de nuestra cama, envuelta en una cúpula transparente, que podremos oírles barritar y, por supuesto, escuchar sus pasos cuando pasean libremente por el que ya es su hábitat cotidiano.

Las Jungle Bubbles, como han bautizado a estos espectaculares refugios, nos ofrecen sin duda una de esas experiencias que deberíamos vivir al menos una vez en la vida, un contacto con la naturaleza y los animales que deja pequeño cualquier calificativo. Además, permite recaudar fondos para mantener a los elefantes y sus cuidadores (o mahouts) sin condicionar su comportamiento ni obligarles a hacer nada.

Con vistas al Mekong

La finca se despliega en un total de 65 hectáreas, sobre una colina, con vistas a los ríos Mekong y Ruak. Desde su promontorio se obtienen además increíbles vistas de tres países, Tailandia, Lagos y Myanmar.

Jungle Bubbles

Varios elefantes viven justo al lado de las burbujas. Foto: Anantara.

Anantara Golden Triangle Elephant Camp & Resort abrió hace 17 años pero las Jungle Bubbles son su última innovación, inauguradas a principios de año.

En la jungla, las dos burbujas se alzan sobre cubiertas de madera que las elevan y permiten obtener vistas panorámicas, tanto del paisaje (y los elefantes) como del cielo estrellado.

Una noche para no cerrar los ojos

Diseñadas a medida por la compañía española Eye In The Sky, están construidas con tela de poliéster de alta tecnología absolutamente aislante y están equipadas con aire acondicionado, cama King-size, ducha y tocador (estos últimos no transparentes y con su propio cierre). Cada una dispone de 22 m2, con una habitación de 4,5 m de diámetro.

anantara golden triangle. Foto Anantara.

Las jungle bubbles son la nueva oferta del Anantara Golden Triangle. Foto: Anantara.

También con toques exclusivos como albornoces y zapatillas, ropa de cama de la mayor calidad, diferentes tipos de almohadas y amenities de baño, además de secador de pelo y espejo de maquillaje.

La noche tiene un precio desde 500 euros aproximadamente e incluye la cena, minibar y té y café, además de servicio de habitaciones las 24 horas.

Incluso aquellos que piensen que la naturaleza no es lo suyo pueden alojarse en el hotel y disfrutar una única noche de las burbujas. Es posible que esa noche cambien de idea para siempre.