Hotel La Vella Farga: relax y gastronomía en el corazón de Lleida

Hotel La Vella Farga: relax y gastronomía en el corazón de Lleida

A las afueras de Solsona, a los pies de los Pirineos y con vistas a la montaña del Port del Comte

Sonsoles Vázquez

en Lleida

04/10/2015 - 21:00h

La fachada del hotel.

En una tarde de primavera, paseando cerca de su casa rural, Gemma y Martí descubrieron una vieja masía, casi en ruinas, que les llamó la atención. Quizá por sus elementos arquitectónicos aún en pie, por lo soleado del día, por el silencio que reinaba entre la vegetación… Inmediatamente intuyeron que su viejo sueño –la creación de un pequeño hotel rural- podría ser realidad.

Con vistas al valle

Esta pareja de emprendedores también descubrió que la masía databa al menos de 1.036, que al edificio principal se añadía otra pequeña edificación que antiguamente daba cobijo a los trabajadores del campo, y que durante muchos años esta finca estuvo dedicada al cultivo de cereales, a la explotación de un huerto y un bosque, a la cría de ganado, y a la elaboración de vino, aceite y hierro.

Ahora completamente rehabilitada, La Vella Farga se ha transformado en un hotel con encanto que conserva elementos y estructuras antiguas, a las que se han añadido toques de modernidad y confort para crear un marco casi idílico de bienestar en un entorno de gran belleza natural. Desde la espectacular piscina desbordante, las vistas al valle y al bosque son especialmente impactantes.

Las 13 habitaciones, todas diferentes y de grandes proporciones, se reparten entre la propia masía y una edificación colindante, La Caseta del Masover, que se puede reservar entera o en formato hotel. Todas ellas –algunas con chimenea y otras con altillo o terraza- exhiben las piezas singulares y los muebles con carácter que Gemma y Martí han ido consiguiendo durante los últimos años. Sus nombres ("Pares", "Mosso", "Padrins", "Tieta", "Hereu", "Pubilla"…) rinden además homenaje a los diferentes habitantes que tenía antiguamente una masía.

Habitación

Delicias en la mesa

Su restaurante, un espacio polivalente con grandes cristaleras -en el que lo mismo se puede tomar un lento desayuno que mantener una distendida conversación alrededor de una copa, o cenar bajo las estrellas- se ofrece una cocina de autor que apuesta por la estacionalidad y los ingredientes locales. Al frente está el joven chef Edgar Suárez Verges, con muchos años a sus espaldas en fogones de renombre como Nandu Jubany, Sergi Arola o Jordi Cruz.

Aquí se ofrece a diario un menú ejecutivo y dos menús degustación elaborados a base de productos de masías de la zona, como el cordero de Cal Puigpelat, la leche fresca de Cal Espinal, los yogures artesanos de La Reula o la costilla de cerdo del Pla de Godall.

¿Algunas sugerencias para ir abriendo boca?: Esqueixada infusionada con H2O de tomate y aceitunas bomba; tartar de atún Bluefin con aire de soja y mousse de guacamole; coca de foie micuit con queso de Bauma, pasas hidratadas al oporto y piñones; canelón de arroz de bogavante; filete de ternera con foie poêle, mayonesa de sisho verde y reducción de su jugo… Y, como remate, postres tan apetecibles como el tatin de manzana ácida con crujiente de havatonka, y una selección muy cuidada de vinos y cavas.


Restaurante

Datos prácticos: Hotel La Vella Farga. V-4241B. 25283 Lladurs Solsona (Lérida). Tel: 34 973 059 154. Email: info@hotelvellafarga.com Habitaciones dobles desde 200 euros.

Nuestra pista: El Solsonès, la comarca de las mil masías, resulta perfecta para pasear por el bosque, buscar setas, observar las estrellas… Su cercanía al Pre-Pirineo también permite practicar el esquí y otros deportes, como el senderismo, parapente, kayak o hípica.