Ahora puedes dormir en “esa” habitación del Watergate

La habitación 214 está decorada con numerosos objetos vinculados al caso Watergate. Foto: Hotel Watergate.

Ahora puedes dormir en “esa” habitación del Watergate

El hotel Watergate permite que los huéspedes puedan alojarse en la famosa habitación 214, la semilla del escándalo político que derribó a Nixon

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/10/2019 - 14:24h

El escándalo del Watergate, que tumbó a Richard Nixon de la presidencia de EEUU, también podría haber arrasado el prestigio del hotel donde se originó la infiltración que sacudió la política de ese país. Pero este establecimiento no solo salió indemne, sino que también aprovecha los ecos de este suceso para promover una de sus habitaciones más exclusivas.

El escándalo que sacudió a un país

Watergate es un complejo de oficinas y el hotel que se encuentra junto al río Potomac, en Washington D.C. Su forma ondulada es un buen ejemplo de arquitectura de los años ’60.

En la parte de oficinas se encontraban las oficinas del Partido Demócrata donde entraron un grupo de ladrones en 1972, que fueron descubiertos por los policías, John Barrett y Paul Lepper.

Los policías que descubrieron a los infiltrados en las oficinas del complejo Watergate cuentan sus batallitas a los turistas

Estos supuestos ladrones en realidad pertenecían a una red de espionaje político que salpicaría a la Casa Blanca y obligaría a renunciar a Richard Nixon, debido a las investigaciones del Washington Post. De hecho ahora cualquier escándalo político termina con el sufijo ‘gate’.

watergate 10
La habitación está decorada con objetos que recuerdan al escándalo. Foto: Hotel Watergate.

La habitación del escándalo

Los falsos operarios que entraron en la oficina de los demócratas se alojaron en la habitación 214 del hotel. Eran tantos los reclamos de los huéspedes del establecimiento por pasar una noche allí que los propietarios decidieron redecorarla y habilitarla para el turismo.

[Para leer más: Watergate, reabre el hotel del escándalo]

El hotel Watergate estuvo abandonado durante diez años y reabrió en 2016. En su nueva etapa fue renovado a fondo, proyecto que implicó una inversión de 179 millones de euros. “Cuando hicimos las mejoras la habitación 214 no existía y no teníamos un plan para contar con el ‘cuarto del escándalo’”, describe Rakel Owner, propietaria del Watergate, a Travel and Leisure.

wateragate1
El hotel fue renovado a fondo hace tres años. Foto: Hotel Watergate.

Guiños al caso Watergate

Lo del escándalo es un juego de palabras con el suceso del Watergate con la serie Scandal, que trata de una agencia que resuelve las crisis de imagen de la Casa Blanca. El punto de conexión es que Lyn Paolo, vestuarista de este programa, fue contratado para decorar la habitación 214.

La habitación 214 fue decorada con objetos como una grabadora de cinta, un tocadiscos, una máquina de escribir y un par de binoculares

Paolo se encargó de mantener el ambiente lujoso del hotel con una decoración que invita a viajar a los años ’70; con incontables referencias a la bomba política de 1972.

Las paredes están decoradas con portadas de periódicos, entre ellas la que anuncia la renuncia de Nixon. Entre los objetos decorativos hay una grabadora de cinta, un tocadiscos, una máquina de escribir, un par de binoculares y libros sobre el caso Watergate.

watergate 20
La silueta ondulada de un edificio clave en la historia de EEUU. Foto: Hotel Watergate.

La experiencia del arresto

También hay amenities más modernas, como una pantalla de televisión de 48 pulgadas, elementos de aseo de La Bottega y una botella de vino de cortesía.

Para sumergirse en el famoso escándalo político el hotel ofrece la experiencia “Arrestado en el Watergate”, donde se puede tomar una copa con los ex policías Barret y Leeper, que tras sus jubilaciones aprovechan para contar batallitas a los huéspedes.

El precio por noches es de 2.250 euros por noche, y esta habitación está reservada para mayores de 18 años.