Hoteles a los que sólo les falta cantarnos una nana

Hoteles a los que sólo les falta cantarnos una nana

Camas de lujo para fidelizar a una clientela que cada vez valora más la calidad de su descanso

Sonsoles Vázquez

Madrid

17/12/2015 - 20:13h

Las camas de los hoteles Four Seasons son customizables.

Según varios estudios, los viajeros duermen peor en el hotel que en su casa, las causas son bastante evidentes (peor calidad del colchón y la almohada, el ruido de la calle o la temperatura del aire acondicionado…) y la mayoría estaría dispuesta a pagar un poco más con tal de mejorar su tiempo de sueño.

O duerme bien, o le devolvemos el dinero

Por este motivo, muchos hoteles llevan tiempo dándole vueltas a cómo asegurar el descanso óptimo de sus huéspedes y, de paso, destacar entre la competencia. Algunos hoteles de lujo –como el Savoy de Londres y el Península de Nueva York- ofrecen por ejemplo las exclusivas camas inglesas de Savoir Beds, hechas a mano con materiales naturales y cuyos precios sobrepasan los 6.000 euros. Asimismo, el grupo Four Seasons, en colaboración con el fabricante Simmons,  propone una cama revolucionaria, totalmente personalizable, con tres niveles de dureza y tecnología "gel touch foam center"  para absorber el calor excesivo.

Esta preocupación creciente por el confort de los huéspedes también se ha extendido entre cadenas de alojamiento más económicas. Por ejemplo, Tune Hotels, que cuenta con establecimientos en Asia, Europa y Australia, se apoya en el reclamo "Great night's sleep for a great price" ("Noche estupenda a precio estupendo"), recordando que sus somieres, colchones, almohadas y edredones son de la misma calidad que los de un cinco estrellas. Y en Reino Unido, el grupo Premier Inn va todavía más lejos con su "Good Night Guarantee": O el cliente duerme bien o le devuelven el dinero. Para ello, lógicamente, ha incorporado en todos sus hoteles un mobiliario ad hoc realmente confortable.

camas

Con expertos en sueño

Pero hay incluso hoteles que han recurrido a expertos en sueño, como el Benjamin de Manhattan, que imparten lecciones a los empleados para que puedan aconsejar a los huéspedes sobre el colchón y almohada que más les convienen. Asimismo, el hotel Corinthia de Londres ha lanzado su programa "Sumptuous Sleep Retreat", con una consultora especializada, que incluye hasta un "sleep menu" compuesto por platos ricos en triptófanos (aminoácidos necesarios para sintetizar la melatonina, la hormona del sueño) y tratamientos de spa que favorecen el adormecimiento.

Starwood, a su vez, está trabajado en un proyecto inspirado en la biofilia (tesis según la cual el ser humano se relaja mejor junto a seres vivos), por lo que a lo mejor próximamente sus habitaciones se decorarán con terrarios, cortinas y papeles pintados en verde que evoquen vegetación, y un sistema de iluminación que recree la luz natural.