Hoteles Catalonia cierra 2013 en estado de gracia

Hoteles Catalonia cierra 2013 en estado de gracia

Las cuentas de la firma revelan un incremento del ebitda del 11,7% hasta los 70,4 millones

Gabriel Trindade

Barcelona

26/03/2014 - 21:26h

Guillermo Vallet, de Hoteles Catalonia.
Hoteles Catalonia crece a paso firme. La compañía de la familia Vallet ha cerrado el ejercicio 2013 con unas cifras que confirman su estado de gracia. La firma ha cerrado el año con un ebitda --resultados antes de impuestos-- de 70,4 millones, lo que representa un incremento del 11,7% respecto al ejercicio anterior. La mejora de resultado es superior a la cosechada un año antes.
      
 
La compañía ha incrementado su facturación hasta los 280 millones de euros gracias a nuevos negocios
 
El negocio de Hoteles Catalonia se ha visto reforzado con la consolidación de proyectos. Entre ellos, destaca el año completo del Fira Renaissance  (Barcelona), un gigante ideado por Jean Nouvel destinado principalmente al segmento MICE --congresos--; el del Hotel Vueling, también en Barcelona o la consolidación de Quantum, su central de compras que también ofrece asesoría para el sector, entre otros. El empuje de estas incorporaciones ha permitido a la firma incrementar su facturación hasta los 280 millones de euros y ha cerrar un proceso de refinanciación con la banca.  

El director de explotación, Guillermo Vallet, indica que Hoteles Catalonia mantiene su apuesta por seguir explorando la expansión de la firma mediante contratos de gestión. El grupo hotelero suele fundamentar su crecimiento mediante adquisiciones de establecimientos --los últimos en abrir ha sido el Catalonia Square o el Catalonia Berlin Mitte--. De hecho, es conocido su interés por inmuebles históricos, como es el caso del hotel abierto el año pasado en la antigua sede de Codorniu. El año pasado, la hotelera se animó con la gestión al incorporar el hotel Vueling y el Catalonia Barcelona Golf. “Los propietarios tienen reticencias pero poco a poco les convencemos”, indica.

El siguiente paso con la expansión mediante gestión es tomar las riendas del hotels Las Cañas (Logroño). El establecimiento estaba regentado hasta ahora por el grupo Husa. No obstante, la hotelera de Joan Gaspart dejó el negocio el año pasado aquejada de los males económicos que la han llevado a declararse en concurso de acreedores.

El nuevo contrato de gestión sorprende. El 80% del negocio de Hoteles Catalonia se encuentra repartido entre el Caribe, donde tiene varios complejos vacacionales, y Barcelona. El paso se puede enmarcar dentro de una perspectiva que ofrece Vallet. “El mercado nacional ha frenado su caída. Incluso hay algunos indicadores que invitan a la esperanza”, afirma. Su visión, hasta la fecha, no le ha fallado. Hoteles Catalonia se ha consolidado como una de las grandes hoteleras catalanas en un momento en que otros insignes perecen.