Hoteles Catalonia relanza su central de compras

Hoteles Catalonia relanza su central de compras

Quantum se convierte en una nueva línea de negocio

Gabriel Trindade

13/02/2013 - 22:12h

El Hotel Catalonia Plaza. ARCHIVO
Catalonia de Compras y Servicios ya es historia. La cadena Hoteles Catalonia, propiedad de la familia Vallet, ha reformulado su central de compras y desde el pasado 1 de enero opera bajo la marca Quantum.

Los cambios van más allá del nombre. Además de sus funciones como central de compras, la filial también ofrece servicios de consultoría a otras compañías. Con ello, la dirección confía en captar nuevos clientes. El año pasado, la antigua sociedad facturó 4 millones de euros con un Ebitda (Beneficio Antes de Intereses, Impuestos y Amortizaciones, en sus siglas en inglés) de 2 millones. Las expectativas de crecimiento previstas por Quantum para el 2013 superan el 10%.

Reformulación

La reformulación de la antigua Catalonia de Compras y Servicios se divide en dos estrategias: los planes de crecimiento de la propia compañía y la posibilidad de ofrecer productos a precios más bajos a hoteles de otras compañías. Por ahora, Quantum, que está dirigida por Alejandro Casajuana, cuenta con más de 750 clientes que en total suman 1.500 establecimientos asociados.

Hoteles Catalonia tiene previsto seguir aumentado el número de establecimientos bajo su bandera. Sin embargo, si hasta ahora lo habían hecho mediante la compra y alquiler de inmuebles, la dirección considera prioritario la gestión de negocios. Gracias a que la administración y la central de compras de todos los hoteles están integradas en Quantum, la puesta en marcha de nuevos negocios será mucho más sencilla.

Nuevos clientes

“Al trabajar con una cartera de clientes amplia, tenemos precios de proveedores muy competitivos en el mercado para los nuevos clientes”, indican fuentes de la compañía. E este sentido, indican que los hoteles que paguen por Quantum también pueden tener servicios de benchmarketing. “Aquí podemos ofrecer nuestro valor añadido y dar soluciones a establecimientos con problemas”, aseguran.

Hoteles Catalonia trabajó hasta 1997 sin central de compras. Ese año, dado el crecimiento de la compañía, integró esos servicios en una sola sociedad. Posteriormente, la dirección abrió la veda a otras firmas. “A diferencia de otras centrales de compras, nosotros mantenemos los mismos precios para todos nuestros asociados”, indican las mismas fuentes.

Mercado atomizado

El éxito de esta apuesta reside en aprovechar las características del mercado español. “El sector hotelero en este país está muy atomizado y, para estar a la altura de la competencia global, necesita encontrar este tipo de sinergias”, apuntan.