Los hoteles españoles se suman a la marea verde

Los hoteles de NH en España y otros países de Europa cuentan con estaciones de recarga eléctrica.

Los hoteles españoles se suman a la marea verde

Cada vez más cadenas y pequeños españoles refuerzan sus políticas sostenibles para reducir el impacto ambiental

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

04/02/2019 - 11:06h

Las grandes cadenas españolas, así como pequeños hoteles boutiques y alojamientos independientes, emprenden diversas acciones para disminuir su impacto ambiental y ofrecer una alternativa más sostenible a sus clientes.

Los hoteles saben que sus huéspedes tienen una mayor conciencia ambiental, y promueven acciones que van desde la eliminación de los plásticos hasta el uso de energías renovables.

Paradores busca el 100% de energía limpia

La cadena pública Paradores es una de las que buscan dar el ejemplo. Su objetivo más ambicioso es que el 100% de sus 97 alojamientos (ubicados en edificios históricos como castillos y monasterios) funcionen con energía eléctrica de origen 100% renovable, una iniciativa que se puso en marcha a partir del 1 de enero.

[Los hoteles emprenden una cruzada contra las botellas desechables]

Esta meta se engloba en el Plan Director de Responsabilidad Social Corporativa que Paradores puso en marcha, y para ello firmó un acuerdo con Endesa para que la provisión de energía provenga de fuentes ‘limpias’, como la eólica y la solar.

Paradores aspira a que sus 97 hoteles cuenten con energía provista de fuentes renovables, como la eólica y la solar

Aunque Paradores mantendrá su provisión de gas natural, el objetivo es cambiar paulatinamente por la biomasa (que ya se usa en dos establecimientos) y la energía geotérmica, en zonas como en Tenerife.

Hito para los hoteles de España

“El objetivo que se marcó Paradores será un importante hito en el sector hotelero español”, indicó Carlos Ortega, vicepresidente ejecutivo de la división hoteles de JLL España.

En un análisis de esta consultora de bienes raíces se describen las diferentes acciones que emprenden las grandes hoteleras de país, como la iniciativa de Meliá de eliminar los plásticos de un solo uso (como botellas y vasos) y reemplazarlos por materiales reutilizables.

Con esta medida, la cadena de los Escarrer esperan reducir en más de 15 toneladas anuales de emisiones de dióxido de carbono generadas por desecho de basura.

Este paso también fue dado por Iberostar, que se comprometió a que en 2019 todas sus habitaciones tengan la denominación ‘Single use plastic free’, con lo que busca suprimir 1,5 millones de botellas de plástico de sus 36 hoteles en España.

Cientos de miles de kilos de corcho son usados para decorar y proteger las paredes de los hoteles de NH

En el caso de NH Hotel Group, une la ecología con la estética al reciclar cientos de kilogramos de corchos de vino como material protector (y decorativo) de las paredes de sus establecimientos, una iniciativa tomada hace siete años con excelentes resultados.

También en hoteles boutique

Elegantes hoteles boutique como La Isla y Mar Hotel (de Lanzarote) y el Pulitzer de Barcelona, obtuvieron el certificado Biosfera por su gerenciamiento sostenible.

También en la capital de Cataluña, la pequeña cadena OD Hotels incorporó jardines verticales en sus paredes y paneles solares, que con una tecnología de última generación permiten que el consumo energético de aire acondicionado y calefacción se reduzca en una tercera parte.

corcho nh
NH recicla corchos para usar en las paredes de sus hoteles.

Las políticas ecológicas también se extienden a iniciativas como evitar el derroche de alimentos, ofrecer champú y gel de baño en grandes recipientes, prestar bicicletas para movilizarse por la ciudad y brindar puntos de recarga eléctrica para coches, como hace NH: la hotelera cuenta con más de 112 aparcamientos con puntos de recarga en 41 ciudades y ceden bicis (mecánicas o manuales) en el 70% de los hoteles en Europa.

Transparencia y sostenibilidad

Tanto las grandes cadenas y los hoteles independientes como Fuerte Hotels publican sus objetivos de sostenibilidad en el marco de sus presentaciones anuales de CRS (responsabilidad social corporativa), describe Ortega.

“Este nivel de transparencia impulsa a los hoteles a seguir mejorando sus políticas y motivar a otras empresas a que sigan sus pasos, mientras que los clientes son cada vez más conscientes del cuidado con el medio ambiente”, señala este directivo.

[Los hoteles declaran la guerra al plástico]

Según un informe de Booking más de un tercio de sus usuarios buscaron hoteles eco-amigables, un índice que creció repentinamente en los últimos dos años.

“Los hoteles tienen que desarrollar estrategias que respeten al medio ambiente si quieren mantener su competitividad”, indica el vicepresidente de JLL.

Además se da una interesante sinergia: así como muchos pasajeros buscan hoteles más amigables con el medio ambiente, estas políticas también sirven para concienciar a los huéspedes, tanto corporativos como de ocio, para que adopten medidas más sostenibles en la empresa o en su propia casa.