Accor compra la hotelera chilena Atton para crecer en Sudamérica

Hotel de la cadena Atton en Concepción (Chile).

Accor compra la hotelera chilena Atton para crecer en Sudamérica

Accor paga 89 millones de euros por la cadena chilena Atton y refuerza su expansión en Sudamérica

Accor sigue firmando cheques para potenciar su expansión por el mundo. La última operación del grupo francés fue comprar la hotelera chilena Atton, que cuenta con un patrimonio de 11 hoteles en Chile, Perú, Colombia y Florida; además de tres establecimientos en construcción. El acuerdo se cerró en 89 millones de euros.

Para la absorción Accor firmó una alianza con la inversora local Algeciras. El grupo francés quiere enfocarse en la gestión de los hoteles y reducir la cuota de sus activos inmobiliarios. Por ello acordó que la francesa se encargará de la administración y promoción de los establecimientos, mientras que el holding de inversiones chileno será el propietario de los inmuebles.

Expansión en Latinoamérica

“Este acuerdo es de mucho interés para Accor Hotels, porque nos permitirá consolidar presencia y fortalecer nuestro posicionamiento en Latinoamérica, construyendo sobre las ubicaciones estratégicas y capacidades de Atton”, dijo Patrick Mendes, consejero delegado del grupo francés para Sudamérica.

La compra de la chilena Atton le permitirá a Accor potenciar sus productos en Latinoamérica

La operación todavía necesita la luz verde de los organismos reguladores, y el proceso puede demorar unos cuatro meses.

Crecimiento en base a fusiones

Hace 15 días, a fines de abril, Accor absorbió la cadena suiza Mövenpick Hotels & Resorts por 482 millones de euros, que le permitirá crecer en el centro de Europa como en Oriente Medio, África y Asia-Pacífico.

Durante los últimos dos años Accor mantuvo su agresiva política de compras y fusiones de empresas del sector.

Tras absorber las cadenas Fairmont, Raffles y Swissôtel, el grupo francés pagó 900 millones de euros por la hotelera australiana Mantra, adquirió la central de reservas Gekko por 100 millones, y compró el 50% de la sociedad del ferrocarril de lujo Orient Express.