Accor lanza la primera habitación a la carta

La habitación 360 de Accor lleva la personalización del huésped al máximo.

Accor lanza la primera habitación a la carta

Un hotel de la cadena Accor permite que el huésped pueda elegir los colores de las paredes y la disposición de los muebles

Accor lanzó un servicio que permite a los huéspedes customizar su habitación antes de que ponga un pie en ella. La cadena francesa presentó el sistema #360Room, que tuvo al hotel Pullman São Paulo Vila Olímpia, en Brasil, como conejillo de indias.

Por medio del móvil o tableta, el huésped puede elegir si quiere una pared que divida al dormitorio del salón, o si la aparta para contar con un ambiente más integrado. También puede girar el cabezal de la cama hacia la ventana o contra ella, e incluso cambiar los colores de la habitación.

Para lograr que el ambiente parezca distendido como un lounge o festivo como una discoteca una serie de luces LED, controladas desde una app, suben y bajan de intensidad así como pueden cambiar de color.

Tecnología de vanguardia en la habitación

Las habitaciones del Pullman están dotadas de la última tecnología en electrónica y confort. LG provee el televisor de 70 pulgadas y de la LG Styler, un dispositivo que lava y seca la ropa rápidamente solo con el vapor.

Por medio del móvil o una tableta es posible cambiar los colores de las luces y elegir si se quiere una pared divisoria entre el dormitorio y el recibidor

En el baño, como si fuera el capricho de un nuevo rico, la TV Espejo Dual Screen sirve tanto para mirarse al maquillarse o afeitarse como para ver una película mientras se dejan pasar las horas en la bañera.

El móvil es el nuevo puente de mando

Este experimento tecnológico de Accor se suma a las avanzadas de los hoteles para mejorar la experiencia del usuario, y dejarle que sea él quien decida cómo tiene que ser el alojamiento ideal.

Es similar al Connected Room de Hilton, que por medio del móvil puede controlar las luces, las persianas y la programación a la carta del televisor. Este último aparato, tanto en el caso de la cadena norteamericana como en la francesa, también se convierte en un centro de control e información, con datos de horarios de vuelos, espectáculos y restaurantes por las cercanías, y el estado del clima.

Inclusive hay hoteles como Marriott, Wynn Resorts, Intercontinental y Best Western que delegan estas funciones a asistentes de voz como Alexa o Siri, donde basta un par de órdenes verbales para escuchar música en el ambiente, ordenar una pizza o preguntar en conserjería a qué hora abren la piscina.