Amazon se mete en las habitaciones de los hoteles

El dispositivo Echo Dots resolverá los pedidos y dudas de los huéspedes.

Amazon se mete en las habitaciones de los hoteles

El asistente de voz Alexa se utiliza en los hoteles para llamar al servicio de habitaciones o graduar las luces del dormitorio

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

06/12/2017 - 04:55h

No faltará mucho tiempo para que el teléfono de las habitaciones de los hoteles quede en el olvido. Si el huésped necesita realizar o recibir llamados, ya tiene su móvil. Y si necesita comunicarse con la recepción del hotel, puede recurrir a un asistente de voz.

No es que se vaya a reemplazar al personal de recepción, pero muchas de las inquietudes y pedido que realizan los clientes ya los puede gestionar un asistente de voz.

Esa es la apuesta que hace Amazon for Business, la iniciativa de la plataforma de Jeff Bezos para dar servicios a las empresas. Y entre ellas se encuentran los hoteles, un poderoso nicho que no piensa desaprovecha gracias al uso de su asistente de voz Alexa. Pero la idea no es que solamente sirva a los huéspedes, sino también que contribuya a mejorar la administración de los establecimientos.

El asistente de voz Alexa reduce las consultas telefónicas a los empleados de la recepción

Alexa se puede adaptar a diversos programas de gestión, permite responder consultas rápidamente o es posible llamar al trabajador adecuado para una tarea determinada. Este asistente de voz se vincula con plataformas de gestión como Hot Sos (de Amadeus), Alice, Iris o Honeywell Inncom, entre otros.

Y también se lo utiliza en el servicio de limpieza, como una forma de “botón de emergencia” que tienen los empleados en caso de problemas.

Servicios en las habitaciones

A lo largo del año, casi todas las grandes cadenas hoteleras y sus franquicias han probado los dispositivos Echo Dots, dotados del asistente Alexa, en sus habitaciones. Entre ellas se encuentran Marriott, Wynn Resorts y Best Western.

Al entrar a la habitación el asistente da la bienvenida, y a partir de ese momento se despliega un abanico de funciones. El huésped puede solicitar toallas, bebidas o alimentos al servicio de habitaciones, preguntar por restaurantes o centros culturales de las cercanías, consultar los horarios de cine, e incluso cambiar de canal en el televisor o graduar la intensidad de las luces de la estancia.

El huésped puede pedir al asistente de voz un cambio de toallas o preguntar por los cines más cercanos

Además de las ventajas para el usuario por obtener respuestas rápidas, los gerentes de hoteles destacan que el asistente de voz ahorra mucho tiempo a los recepcionistas con las consultas telefónicas.

Se abre la competencia

Amazon provee el asistente de voz pero no los programa, lo que abre un nicho para diversas empresas de servicios, como Voiceio, Runtriz y Volara. Tampoco hace falta que se utilicen los Echo Dots que comercializa la plataforma de venta electrónica: Alexa se puede utilizar desde espejos, lámparas, relojes o incluso cuadros.

Por supuesto que las grandes tecnológicas no quieren perderse esta oportunidad: Apple también busca la expansión de su asistente de voz Siri, que además se vincula con los móviles iPhone, y para ello ha usado los hoteles Marriott como campo de pruebas de sus plataforma. Y no tardará mucho para que Microsoft y su Cortana entren en el terreno de juego.