Así será el hotel de Robert De Niro en Barcelona

La cadena Nobu, de Robert de Niro, presenta su clásico minimalismo en la decoración.

Así será el hotel de Robert De Niro en Barcelona

Robert de Niro presentó el hotel de su marca Nobu, que gestionará con Selenta Group, del empresario Jordi Mestre

Equipo Cerodosbé

18/05/2018 - 15:56h

Barcelona fue el último punto que tocó Robert de Niro en su gira empresarial por España. Tras inaugurar un hotel de Marbella y asistir a un evento en Ibiza, presentó su nuevo establecimiento de la cadena Nobu, que abrirá sus puertas a finales de año.

Nobu, donde De Niro tiene como socios al chef Nobuyuki Matsuhisa y el productor Meir Teper, gestionará el hotel ubicado en la Torre Catalunya, propiedad de Selenta Group, empresa del vicepresidente del F.C. Barcelona Jordi Mestre.

Expansión en España

Este será el cuarto hotel de la compañía en Europa y el tercero en España, tras el de la Costa del Sol y la isla balear.

Además de Barcelona, la cadena hotelero-gastronómica del actor prevé abrir establecimientos en Madrid y, posiblemente, en Palma.

nobu2
Recreación de uno de los salones del Nobu-Barcelona.

Nuevo restaurante, salas nobles y suites

Para rehabilitar el edificio frente a la estación de Sants Selenta Group invirtió 30 millones de euros. Contará –obviamente- con el restaurante Nobu, especializado en cocina japonesa, que se desplegará en el piso 23, desde donde ofrecerá vistas de 360 grados sobre la ciudad.

El hotel Nobu de Barcelona es el tercero de Europa, y la cadena proyecta nuevos establecimientos en Madrid y Palma

Las salas nobles, el spa y las suites reformadas abrirán en la primera fase, mientras que el resto de habitaciones lo harán a lo largo de 2019. En total, el establecimiento tendrá 259 plazas.

Los trabajos estuvieron a cargo del arquitecto y diseñador David Rockwell, “encargado de crear un icónico escenario en Barcelona para los huéspedes y clientes fieles de Nobu Hotels”, dijeron en Selenta Group.

Relación de años

La relación entre la empresa de De Niro y la de Mestre viene de hace cinco años. Nobu buscaba sitios para expandir su cartera de hoteles y puso la mira en el Princesa Sofía, pero Selenta ofreció el hotel de Torre Catalunya porque ya tenía otros planes para el establecimiento de la avenida Diagonal, que fue reformado –con varios retrasos- a un coste final de 30 millones de euros.

La calma para encarar el proyecto quedó reflejada en las palabras de Meir Tepier, uno de los socios de Nobu: “las cosas hay que hacerlas bien o no se hacen”, dijo, y agregó que "lo más importante es la calidad y tener unos buenos socios".