Los asistentes de voz irrumpen en la gestión hotelera

El sistema Alexa para hoteles extiende su uso a los trabajadores del establecimiento.

Los asistentes de voz irrumpen en la gestión hotelera

No solo para clientes: los asistentes de voz dan el salto a la gestión hotelera para facilitar las tareas de administración

Alexa es la nueva mejor amiga de los hoteles. Y no solo de los huéspedes, que pueden acudir al asistente de voz para solicitar cualquier artículo o servicio que deseen en su habitación, solicitar consejos turísticos o incluso graduar las luces, sino también para el personal del establecimiento, que comienza a utilizarlo para administrar todo tipo de trabajos ordinarios.

Así, desde la gobernanta hasta el botones, pasando por el personal de reservas o el informático, pueden usar estos dispositivos para notificar al sistema desde la disponibilidad de una habitación hasta un registro de entrada, solicitar material u ordenar una limpieza, entre otras muchas.

Desde la introducción de Alexa el pasado mes de septiembre, alrededor del 30% de las solicitudes de los clientes se envían ahora por voz, según los responsables del hotel

Hotel en pruebas

El hotel Motif Seattle, de Destination Hotels –una de las marcas de la hotelera Two Roads-, es pionero en la introducción de la tecnología por voz para la gestión diaria del establecimiento, según recoge Skift. 

Con 319 habitaciones (y otras 158 en el hotel Thompson Seattle) se asoció con Amazon y Volara para integrar Alexa en ambas propiedades, donde está en marcha desde el pasado mes de septiembre.

Los trabajadores pueden obtener información en cualquier momento y lugar sobre la ocupación, tarifas, tarifas de la competencia, detalles de ingresos e incluso pronósticos de reservas

Desde entonces, el dispositivo (Alexa for hospitality) no deja de cosechar éxitos. Alrededor del 30% de las solicitudes de los clientes se envían ahora por voz, según los responsables del hotel. La matriz, por su parte, aseguró que “los resultados están excediendo las expectativas”.

Así, mientras esperan extender Alexa en un total de 15 establecimientos durante 2019, el director de comunicación de Two Roads Hospitaly, Andrew Arthurs, señaló que “estamos viendo a los miembros el equipo ser realmente creativos en la identificación de soluciones y usos de Alexa para facilitar su trabajo”.

La cadena Best Western, que ya probó el asisten por voz en 2017, destacó la ventaja en términos de seguridad, así como la simplificación de las solicitudes de mantenimiento.

Ventajas para el personal

Los responsables del hotel que ha comenzado con el piloto destacaron, entre las ventajas del sistema, la reducción de las llamadas telefónicas “y los minutos innecesarios dedicados a este tipo de cosas”, explicó el director de Motif Seattle, Steve Sasso, quien añadió que “permite al equipo hacer las cosas de una manera rápida y eficiente”.

Two Roads no es la única compañía hotelera que confía en los beneficios potenciales del uso de la tecnología de voz en las habitaciones para ayudar al personal del hotel. Best Western, que ya lo probó en 2017, destacó la ventaja en términos de seguridad, así como la simplificación de las solicitudes de mantenimiento.

El asistente de voz puede sustituir a los ‘botones del pánico’ que ya existen en algunos establecimientos hoteleros en los EEUU

En este sentido, el asistente de voz puede sustituir a los ‘botones del pánico’ que ya existen en algunos establecimientos hoteleros en los EEUU. Además, sirven para reportar cuándo la habitación ya se ha limpiado o llamar la atención sobre algún aspecto que requiera mantenimiento.

Potencial de la tecnología de voz

A través de comandos de voz simples y reconocibles, tanto los clientes como los trabajadores pueden beneficiarse sin límite de esta nueva tecnología.

Así, por ejemplo, los trabajadores pueden obtener información en cualquier momento y lugar sobre la ocupación, tarifas, tarifas de la competencia, detalles de ingresos e incluso pronósticos de reservas.

Con apenas tres años y medio de vida, la tecnología sigue en evolución: entre sus últimas capacidades se cuenta la conciencia contextual: la capacidad de saber dónde se está utilizando

Y, todo, desde cualquier lugar y en cualquier momento, tan solo usando la voz como herramienta, lo que permite unir múltiples tecnologías y estar donde estén los usuarios en cada momento.

Tecnología en evolución

La tecnología, que apenas cuenta con tres años y media de vida, ya está demostrando ser una herramienta útil. Y sigue evolucionando. Entre sus últimas capacidades, por ejemplo, se cuenta la conciencia contextual: la capacidad de saber dónde se está utilizando.

Respecto a dónde podría llegar, Arthurs, de Two Roads, señaló que “desearía que Alexa llame al 911 -el número de emergencias en los EEUU- y atienda las llamadas de los huéspedes del hotel, incluso eliminando el teléfono físico en la habitación”.