Bank of America se queda con el Silken Puerta América

El hotel Silken Puerta América, de cinco estrellas, era propiedad del Grupo Urvasco.

Bank of America se queda con el Silken Puerta América

La entidad estadounidense adquiere el cinco estrellas madrileño por apenas 16,3 millones de euros (de los que 8,1 millones volverán a sus arcas)

Carles Huguet

BARCELONA

14/03/2017 - 06:00h

Urvasco pierde el hotel más valioso que le restaba. Con la práctica totalidad de inmuebles inmersos en concurso de acreedores, la constructora alavense ve como el Silken Puerta América se le escapa de las manos. Bank of America, que sumaba el 51% de las deudas del activo, lo ha comprado por apenas 16,3 millones de euros, un precio varias veces inferior a su valor de mercado real.

El juzgado de lo mercantil número 1 de Vitoria ha adjudicado el alojamiento a la sociedad Farmington Investment, íntegramente participada por Bank of America Corporation. En un auto --ya firme-- al que ha tenido acceso Cerodosbé, el magistrado también asegura que la entidad se hará cargo de los empleados del establecimiento.

La sociedad que posee el Puerta América arrastraba una deuda de 31,9 millones con el banco. De este modo, la mitad de la compra se hará efectiva con un pago de 8,17 millones de euros en dinero líquido que irá a parar a la totalidad de los acreedores. Los 8,13 millones sobrantes llegarán para sufragar el déficit que el hotel arrastraba con Merrill Lynch, adquirida por el propio Bank of America en 2008. El resto de la deuda será condonada

La transacción se ha realizado a un precio irrisorio en comparación con el valor que los consultores otorgaban al edificio: entre 65 y 70 millones de euros. El cinco estrellas madrileño, lucía un precio por habitación de 200.000 euros. 

No obstante, el coste final cae en picado debido a dos circunstancias que señala la administración concursal: “Merryll Lynch tiene iniciada la ejecución hipotecaria sobre el activo desde antes de la declaración del concurso”. El otro motivo: la entidad y la Fundación Apóstol Santiago, propietaria del solar sobre el que se erige el alojamiento, han llegado a un acuerdo para mantener el uso hotelero.

El banco ha iniciado un estudio para la posible remodelación del hotel, señalan fuentes del sector. Si bien por ahora se mantendrá la marca Silken, parece que tiene los días contados. El auto ya contempla una indemnización para Hoteles Silken, la filial hotelera de Urvasco, para un “acuerdo amistoso de resolución” que rompa el contrato de gestión que liga a ambas compañías.

El cambio de letrero sobre la puerta no será una sorpresa. “Podemos perder más hoteles”, reconocía Javier Tobar, consejero delegado de la compañía turística, en una entrevista concedida en julio a Cerodosbé.

La venta se ha firmado con el visto bueno de los acreedores a excepción de Caixabank, que presentó alegaciones ante la oferta de Bank of America por un error de transcripción. “Sólo pueden considerarse dilatorias”, lamenta el juez. De haber querido frenar la transacción “la entidad podría haber presentado una oferta mejor”, añade el magistrado.

Bank of America es ya un viejo conocido de Urvasco. Además de hacerse con buena parte de un crédito sindicado de 152 millones de euros, en 2015 también tomó el Silken Diagonal, a pocos metros de la barcelonesa Torre Agbar, por unos 27 millones de euros. El pasado verano puso a la venta el inmueble, que todavía sigue en el mercado por un precio superior a los 80 millones de euros y que muchos inversores han calificado de “desorbitado”.

Mientras, la constructora vasca se desmembra inmersa en concurso de acreedores. En un auto al que tuvo acceso Cerodosbé, el juez ya puso al mercado el Puerta Madrid, el Amara Plaza de San Sebastián, el Indautxu de Bilbao, el Alfonso X de Ciudad Real, el Coliseum y el Río de Santander.

Pocos días después, también sacó a la venta otro paquete compuesto por el Atlántida de Santa Cruz de Tenerife, el Juan de Austria de Valladolid, el Luis de León de León, el Al-Andalus de Sevilla y el Silken Berlaymont de Bruselas.

La firma ya se había visto obligada a deshacerse del Gran Domine, en Bilbao; el Silken Málaga –en manos de HI Partners--; el Ciudad de Gijón y el Silken Puerta Castilla –propiedad de Hotusa--.