¿Es el baño el lugar más sucio en la habitación de un hotel?

El invento se centra en aprovechar el agua fría que los clientes del hotel desperdician. CDB

¿Es el baño el lugar más sucio en la habitación de un hotel?

En las habitaciones de los hoteles hay elementos y rincones que tienen más gérmenes de lo que se espera

Al viajar las personas se exponen a un contacto directo con bacterias y virus. Desde restaurantes hasta el transporte público, como taxis e incluso los aeropuertos, los gérmenes se multiplican en cualquier ambiente.

Se puede pensar que al ingresar a la habitación de un hotel finalmente se encuentra en un lugar seguro, lejos de las enfermedades infecciosas. Pero como es de esperar, ningún lugar es 100% ascéptico. Las estancias de los hoteles son incubadoras de gérmenes como cualquier otro lugar.

Incluso una limpieza regular puede dejar a los viajeros expuestos a los gérmenes de otros huéspedes, dicen los expertos.

Un estudio en 2012 presentado en la reunión general de la Sociedad Estadounidense de Microbiología demostró que el 81% de las superficies muestreadas tenían algunas bacterias fecales. Los investigadores encontraron que los interruptores de luz y los controles remotos de TV se encontraban entre los objetos más contaminados, y los retretes y lavabos también tenían altos niveles de organismos microbacterianos.

control remoto
El control remoto es uno de los objetos más contaminado en las habitaciones de los hoteles. 

Cualquier lugar cerca del baño es probable que tenga algo de suciedad. Los sumideros también son lugares habituales para la proliferación de gérmenes, ya que las grietas de alrededor son difíciles de limpiar y proporcionan un ambiente húmedo que permite que los microbios crezcan.

La superficie más contaminada de una habitación es…

Fuera del baño, hay varias superficies suaves de las que hay que estar atentos, como las alfombras. Pero tal vez la parte más alarmante de la habitación del hotel es uno de los lugares que se supone debería ser el más reconfortante.

Los hoteles cambian las sábanas y toallas entre los invitados, pero muchos no lavan sus colchas y edredones con frecuencia. "La mejor opción es evitar el contacto. Mucha gente recomienda cambiar de lado esta cobertura o simplemente guardarla en el armario y no usarla mientras dure la estadía", dice Kelly Reynolds, profesora asociada de salud ambiental en la Universidad de Arizona.

colcha
Auqnue sábanas y toallas son cambiadas con cada huéped, la colcha de la cama no es lavada con frecuencia. 

Desinfección más allá de limpieza

Reynolds explica que aunque los hoteles generalmente limpian entre los invitados, hay una diferencia importante entre la limpieza y la desinfección. "A veces el acto de limpiar hace más daño que bien porque solo estás diseminando los gérmenes a nuevas áreas", señala Reynolds.

En un estudio publicado por la revista Food and Environmental Virology, Reynolds y sus colegas plantaron un virus de muestra en el baño de una habitación de hotel y luego vieron cómo el personal de limpieza diseminaba el virus a otras tres habitaciones cercanas.

Recomendaciones básicas

Por supuesto, no todas las bacterias o virus enfermarán a las personas. Cualquier persona está en contacto con miles de gérmenes todos los días, y solo un pequeño porcentaje es notablemente peligroso. Pero Reynolds dice que todavía es importante tomar precauciones.

Los huéspedes del hotel que quieran mantenerse alerta al entrar en contacto con los gérmenes deben viajar con toallitas desinfectantes, y más si son proclives al contagio de enfermedades virales. Pero el consejo más práctico es lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca después de manipular alguna superficie extraña.

"Si solo recordamos algo de higiene básica, eso puede ayudar, y especialmente si usted es la persona que está enferma, tiene la responsabilidad de proteger a las personas que lo rodean" concluye Reynolds.