Booking ofrece tarifas más bajas que el propio Booking

Booking realiza una apuesta arriesgada con el testeo de la plataforma Booking.basic.

Booking ofrece tarifas más bajas que el propio Booking

La plataforma testea el servicio Booking.basic, con ofertas de otras plataformas como Ctrip, que inclusive presenta tarifas más bajas que las suyas

Las plataformas de reservas suelen proveerse de proveedores externos para ampliar su catálogo. Lo hace Airbnb con Site Minder, Expedia cruza los portfolios de sus diferentes marcas, y también lo hace Booking. Pero lo llamativo es que el nuevo servicio de esta empresa, llamado Booking.basic, puede presentar tarifas más bajas que la propia tecnológica.

Según detalla la consultora Mirai, la iniciativa de Booking por ahora es muy limitada, con características más cercanas a un test que a un lanzamiento a gran escala.

Los hoteles ofrecidos pertenecen al catálogo de Agoda y Ctrip, la mayor agencia de viajes virtual de China, y los establecimientos se encuentran en Asia.

Tarifas más bajas (y con limitaciones)

La tarifa, sensiblemente más baja que la que puede ofrecer Booking, tiene varias limitaciones, como la imposibilidad de tener un reembolso y es un sistema de prepago que se gestiona directamente con el intermediario.

Las tarifas que se ofrecen en Booking.basic son más bajas, pero con más limitaciones y riesgos

No hay posibilidades de cambio, su servicio de atención al cliente es más limitado, y tampoco hay una confirmación inmediata de la reserva. O sea, el cliente realiza una transacción sin las tradicionales garantías que Booking ofrece a sus clientes.

Interrogantes en puerta

El ensayo de esta plataforma se realiza con dos tecnológicas asociadas, como son Agoda y Ctrip. Pero el interrogante es qué sucede si decide ampliar este servicio a operadores externos. “¿Veremos alguna vez a Expedia proveyendo de habitaciones a Booking.com?”, indica César López, de Mirai.

Esta apuesta también plantea interrogantes de hasta qué punto a esta plataforma le conviene ser su propio competidor. Si las tarifas fueron acordadas de forma legítima con el propietario del hotel, no debería preocupar.

Pero las alertas deberían saltar si esas plataformas mantienen acuerdos paralelos para lograr precios más bajos, y perjudicarían el negocio y la imagen de la central de reservas de origen holandés.

Dos preocupaciones para los hoteles

Si un hotel aparece en Booking.basic, debería preocuparse porque su inclusión se debería a dos factores. Uno es que “le están redistribuyendo tarifas descontadas con condiciones que no se están cumpliendo”, como la ausencia de requisitos mínimos de calidad o enseñadas a mercados a los que no iban dirigidos, indican en esta consultora.

La otra alternativa es que el hotel haya firmado contratos de distribución “sin sentido ni control, por el que dos posibles clientes, a igualdad de condiciones, se le ofrecen dos precios distintos”.

Sea cual sea, “las dos posibilidades son negativas”, analizan en Mirai.