Cómo es dormir en el único hotel de Ikea del mundo

Tan cómodo como en tu propio salón. Foto Ikea Hotell.

Cómo es dormir en el único hotel de Ikea del mundo

Ubicado en la ciudad de Älmhult, parece uno de los espacios de sus tiendas. No tendrás que montar nada, pero quizás los muebles te resulten familiares

Mar Nuevo

Madrid

06/06/2019 - 14:34h

Quizás sus 254 habitaciones y una cocina no le conviertan en el hotel más grande del mundo. Tal vez sus espacios, decorados con productos de la firma, tampoco le erija en el más lujoso. Pero nada le puede quitar la exclusividad de ser el único Ikea Hotel del mundo.

Ubicado en Älmhult (Suecia) y conocido también como 'Ikeaville' por albergar también la sede de la empresa, no necesitarás ninguna llave Allen durante tu estancia, aunque sí es posible que los muebles, los textiles, la decoración y hasta la comida te resulten muy familiares.

Ingvar Kamprad fundó el hotel en 1964 -solo seis años después de abrir su primera tienda- para acoger quienes venían desde lugares lejanos a comprar sus muebles

[Para leer más: Hard Rock abre un hotel con forma de guitarra gigantesca]

Sencillo y funcional, el hotel ha sido durante décadas un establecimiento eminentemente de negocios pero desde hace unos años es también un destino vacacional de primer orden. Y es que ¿quién no querría conocer por fin Småland?

Ikea Hotell fachada. Foto Ikea Hotell.
Cada vez son más quienes acuden a Älmhult para hacer turismo. Foto Ikea Hotell.

Las camas están montadas

Esta comarca al sur de Suecia vio nacer el imperio de Ingvar Kamprad, el fundador –ya fallecido- de Ikea, que alberga tanto sus oficinas centrales como su hotel y el mucho más reciente museo Ikea, de 2016.

De hecho, alrededor del 90% de la población de Älmhult, la localidad origen de la compañía, trabaja para Ikea, un negocio que solo en 2018 facturó 38.800 millones de euros.

Nacido en 1964, el hotel responde al propio éxito de la primera tienda Ikea, inaugurada solo seis años antes. La gente comenzó a acudir desde los lugares más remotos de Suecia para hacerse con sus muebles modernos, de calidad y asequibles y, después de un día de compras, necesitaban un lugar para pasar la noche.

Como aseguran desde el hotel, "todo comenzó con las albóndigas"

Así nació el primer hotel de Ikea, donde se podía descansar, cargar las pilas con un buen plato de albóndigas y dormir antes de proseguir el viaje.

Los clientes de negocios se convirtieron después en el fuerte del establecimiento, que ha renovado varias veces por completo sus instalaciones. Ahora, con una estética moderna y nuevos servicios como la piscina, atrae también a los viajeros que quieren explorar la región.

Habitación Ikea Hotell.
¿Te suena la mecedora? Foto Ikea Hotell. 

[Para leer más: Una noche con Philippe Starck: así son los hoteles del genio francés]

Estilo Ikea

Las habitaciones está amuebladas de forma sencilla. Por supuesto, con muebles de Ikea, que van desde los más clásicos a los más vendidos, y que incluyen también algunas de las últimas novedades de la cadena, como las lámparas de pie que funcionan como cargadores inalámbricos.

Si la decoración es demasiado sencilla, siempre se puede solicitar algún elemento adicional, como jarrones, flores o libros.

Además, se compromete con la sostenibilidad, por lo que incorpora paneles solares y lámparas LED y está certificado por BREEAM Excellent.

“Mira, nuestro sofá”, “tengo esta taza en casa”, “el espejo que quiero añadir al dormitorio” son algunas de las frases que escucharás a tu alrededor o, reconócelo, que tú mismo dirás

Aunque las habitaciones son los espacios más privados, el hotel Ikea invita a sentirse como en casa en cada rincón y por eso cuenta con un acogedor bar, restaurante y diferentes ‘salas de estar’ en cada uno de los pisos (diseñadas para que sean accesibles) donde sentarse en un sofá a ver una película, calentar un bocado en el microondas o hacer nuevos amigos en torno a una mesa.

¡Tengo esa taza!

“Mira, nuestro sofá”, “tengo esta taza en casa”, “el espejo o los cojines que quiero añadir al dormitorio” son algunas de las frases que escucharás a tu alrededor o, reconócelo, que tú mismo dirás.

Lounge. Ikea Hotell.
Lounge, Ikea Hotell.

Las habitaciones no se renuevan por igual, por lo que conviven espacios con decoraciones de diferentes estilos y épocas. Los más apasionados de la marca podrán incluso conseguir el mítico catálogo anual con su foto en la portada.

Enfrente del hotel se encuentra el Museo Ikea, con tienda y restaurante, que ocupa el espacio en el que abrió sus puertas la primera tienda, en 1958. Allí se puede bucear en la historia de los diseños más icónicos de la firma, así como conocer a los creadores de las soluciones más originales que Ikea ha colocado en nuestras casas.

Más allá de 'Ikeaville', encontrarás el animado barrio en el que se encuentra el hotel para explorar detenidamente y encontrar pequeñas tiendas de diseño y los bosques de Småland, perfectos para conectar con la naturaleza salvaje.