Como un shogun: así es dormir en un castillo feudal de Japón

Castillo de Ozu. Foto: Wikimedia Commons.

Como un shogun: así es dormir en un castillo feudal de Japón

Japón abre los castillos medievales de Ozu e Hirado, en los que es posible pasar la noche rodeado de historia y tradición

Mar Nuevo

Madrid

30/01/2020 - 12:27h

País de contrastes, donde las tradiciones milenarias se combinan sin sonrojo con las tecnologías más vanguardistas, Japón cuenta con algunos de los más originales alojamientos, que van de los tradicionales ryokan -incluido el más antiguo del mundo, con 1.300 años- a los más modernos hoteles cápsula. Ahora, además, añadirá a su oferta dos castillos medievales.

Este año, y por primera vez, dos edificios emblemáticos cuidadosamente restaurados abrirán sus puertas a los viajeros que quieran experimentar por sí mismos lo que sentían shogunes y daimyōs, sus señores feudales, hace siglos.

El Castillo de Ozu, primero que aceptará huéspedes, abrirá solo 30 días al año, principalmente en primavera y otoño

[Para leer más: Del riad al ryokan: los alojamientos alternativos se disparan]

Castillo de Ozu

A partir de esta primavera, el castillo de Ozu, ubicado en la prefectura de Ehime, en la región de Shikoku y a unas cinco horas en coche desde Osaka, transformará en hotel su torre de cuatro pisos tenshu (la más alta del castillo, que se eleva 19 m del suelo).

Castilo de Ozu. Foto Turismo de Japón

Castilo de Ozu. Foto: Turismo de Japón.

Construida originalmente en el siglo XIV, fue restaurado en numerosas ocasiones a lo largo de la historia, la última en 2004, y está catalogado como uno de los 100 más hermosos de Japan Castle Foundation.

En su apertura, solo permitirá el alojamiento durante 30 días al año -en primavera y otoño- para asegurar que no se dañe el patrimonio, mientras que la experiencia, al más típico señor feudal, incluye una bienvenida tradicional con saludo de armas, espectáculo de danza y gastronomía japonesa gourmet. El precio, eso sí, ronda el millón de yenes por noche (8.333 euros).

El castillo domina una colina sobre el río Hijikawa en Ozu, una ciudad bien conservada que se remonta al período Edo (1603-1867) y que se conoce como el ‘pequeño Kioto’ de la región.

El Castillo Hirado se podrá reservar a través de Stay Japan, del Airbnb japonés Hyakusenrenma

Castillo Hirado

También a partir de este año, y aunque las fechas de apertura aún no se han hecho públicas, abrirá sus puertas en una propuesta similar el Hirado, en la prefectura de Nagasaki.

Castillo de Hirado. Foto Turismo de Nagasaki.

Castillo de Hirado. Foto: Turismo de Nagasaki.

Del siglo XVI, esta edificación en la cima de una colina y orientado a la bahía de HIrado, fue hogar del clan Matsura durante el período Edo.

La fortaleza original fue destruida durante el período Meiji (1868-1912), pero después se levantó un castillo de cinco pisos de altura sobre los mismos terrenos, próximo a dos santuarios y varios algunos senderos que permiten pasear por el Estrecho de Hirado.

Se espera que en julio se abra la reserva, en este caso a través de Stay Japan, una plataforma operada por Hyakusenrenma (el Airbnb japonés).

Como el castillo de Ozu, el de Hirado también aparece en la lista de los 100 mejores castillos de Japón. Se trata de las dos primeras fortalezas feudales del país que se transforman, aunque sea temporalmente, en alojamientos. Quizás no sean las últimas.