Cristiano Ronaldo vuelve a Madrid: así es su hotel en la Gran Vía

La terraza con vistas 360 sobre Madrid será uno de sus puntos fuertes. Foto Pestana Hotel Group.

Cristiano Ronaldo vuelve a Madrid: así es su hotel en la Gran Vía

Pestana CR7 Gran Vía, que abrirá sus puertas el próximo verano, será el primer hotel con el sello del futbolista fuera de Portugal

Mar Nuevo

Madrid

21/01/2020 - 19:08h

Es el tercer hotel de la marca Pestana CR7 y, sin embargo, el primero que se proyectó, cuando Cristiano Ronaldo aún vivía en La Finca y jugaba en el Real Madrid. Será también el icono de la marca, que el astro portugués desarrolla junto al grupo hotelero Pestana, cuando abra sus puertas el próximo verano. Y hemos podido verlo por dentro.

En un encuentro en las propias instalaciones aún en obras, casco incluido, se han desvelado las características del establecimiento, que se ubica en el número 29 de la calle Gran Vía, actualmente la más codiciada de la capital para el desarrollo de proyectos hoteleros.

El hotel dista mucho de los que ya funcionan en Lisboa y Madeira y es que "una ubicación excepcional merece un proyecto excepcional", apuntan sus promotores

[Para leer más: El hotel más esperado de Madrid ya tiene fecha de apertura]

Más que CR7, los valores del deporte

Desde su rooftop en la planta décima se ve prácticamente todo Madrid. Uno se siente privilegiado, dominando los tejados y el ajetreo que transcurre en esta icónica vía comercial madrileña. Solo el edificio de Telefónica irrumpe las vistas 360º de la ciudad y sus alrededores, que permite vislumbrar incluso la Sierra de Guadarrama.

Una planta más abajo se situará el restaurante, “con un propuesta gastronómica exclusiva pero que aún se puede desvelar” apunta el director del hotel, Miguel Plantier. También el sports bar, una de las señas de identidad de los hoteles que llevan el nombre de Ronaldo.

Sports bar Pestana CR7 Gran Vía. Foto Pestana Hotel Group.

Sports bar Pestana CR7 Gran Vía. Foto: Pestana Hotel Group.

Contará con grandes televisiones y una barra en forma de U para favorecer el encuentro entre los clientes, estén o no alojados. Y es que esta planta está ideada como un espacio público, con acceso directo desde la calle, abierto a los madrileños y visitantes.

No esperes, sin embargo, encontrarlo empapelado con gigantescas fotografías de Cristiano, como tampoco las habitaciones o la recepción (que no estará en la planta baja, sino en la primera, haciendo ya de la experiencia algo inusual).

El edificio, de 1920, ha sido totalmente rehabilitado para adaptarlo a los usos, tecnologías y normativas que se exigen hoy a un hotel

A diferencia de los otros hoteles CR7 en Lisboa y Funchal (Madeira) este no explotará tanto la imagen del deportista “sino los valores que ha defendido a lo largo de toda su carrera: el esfuerzo, el trabajo, la alta competición, el liderazgo”, apunta Plantier. Sí habrá, por supuesto, detalles de su carrera y sus logros, pero más allá de a los fans de CR7 o, incluso, del fútbol, este hotel “se abre a cualquier que admire los valores que transmite el deporte”. Los millennials, claro, suponen uno de sus principales públicos.

Detalles de la marca CR7 en las habitaciones. Foto Pestana Hotel Group.

Detalles de la marca CR7 en las habitaciones. Foto: Pestana Hotel Group.

Felices años 20

El propio edificio tiene mucho que ver en el concepto que se desarrollará en este hotel. Ubicado en uno de los tramos -si no el que más- exclusivo de la Gran Vía, entre Callao y la Red de San Luis -la intersección con las calles Fuencarral, Hortaleza y Montera-, data del año 1920, cuando lo mandó construir la editorial Calpe con el objetivo de abrir una gran librería en Madrid. De hecho, tanto el sótano como las primeras dos plantas albergan hoy la Casa del Libro (fruto de la fusión de Calpe y Espasa). Y así continuará tras la apertura del hotel.

Obra del arquitecto José Yarnoz Larrosa y con un coste de 3,5 millones de pesetas de la época, la actual remodelación supondrá una inversión total de 15 millones de euros. El estudio de arquitectura Javier Ruiz Barbarin ha tenido que lidiar con importantes trabas estructurales, además de la adaptación a los usos, tecnología y normativa que requiere hoy un hotel, mientras que Estudio B76 es responsable del concepto de interiorismo (al igual que en el recientemente inaugurado Pestana Plaza Mayor de la capital).

El interiorismo está ideado para hacer dialogar interior y exterior, como una fórmula para comenzar a vivir la ciudad desde la propia habitación

Su responsable, Carlos Hernández-Carrillo Lozano, explica que el proyecto trata de recuperar los dos momentos más gloriosos del edificio -y del conjunto de la Gran Vía-, como son los felices años 20, cuando la edificación de la vía y la instalación de las más prestigiosas boutiques la convirtió en la preferida de las clases altas, los artistas de Hollywood y los turistas adinerados, al estilo de la parisina Rue de la Paix, la londinense Regent Street o la milanesa Galleria Vittorio Emanuele II. Los años 50 vieron su resurgir, quizás su época de mayor esplendor y glamour.

Por ello el proyecto “refleja esos dos momentos de gloria, los años 20 y los años 50, siempre con un carácter muy contemporáneo”, apunta.

Las habitaciones se abren a la mítica Gran Vía madrileña. Foto Pestana Hotel Group.

Las habitaciones se abren a la mítica Gran Vía madrileña. Foto: Pestana Hotel Group.

Vivir Madrid sin salir del hotel

También en el origen está el “crear un diálogo entre interior y exterior”, señala Hernández-Carillo, algo así como “traer la vida de Madrid a sus habitaciones para empezar a disfrutar de la ciudad desde el propio alojamiento”.

De hecho, a través de cualquiera de sus ventanas se ve la arquitectura ecléctica de la época y su nobleza inspiradora. El objetivo, cuando un cliente entre en una habitación “es que se asome a esas ventanas, disfrute del ritmo frenético de la Gran Vía y vea trasladada la arquitectura maravillosa al interior de la habitación”.

También de esas épocas se ha rescatado un planteamiento: las butacas, espejos, molduras y otros muchos elementos se han diseñado específicamente para el hotel. “Es la mentalidad de esa época, se tiraba de diseñadores para tener piezas exclusivas en los hoteles”. 

Este carácter único es posible porque “Pestana CR7 no pretende reproducir hoteles iguales en cualquier lugar”. Y es que una ubicación “excepcional” merece, a su juicio, un diseño “también excepcional”. Por ello no es extrapolable a ningún otro lugar.

El edificio cuenta con una de las mayores terrazas de la Gran Vía. Foto Pestana Hotel Group.

El edificio cuenta con una de las mayores terrazas de la Gran Vía. Imagen: Pestana Hotel Group.

Marca lifestyle

Con 168 habitaciones volcadas con el ‘confort digital’, el hotel contará, además de restaurante y sports bar, con un gimnasio inspirado en la disciplina del crossfit aunque, por su concepto wellness y mindfulness también ofrecerá actividades como yoga.

Nacida en 2016 de la asoación entre el mayor grupo hotelero portugués, Pestana, y Cristiano Ronaldo, CR7 inaugurará este año, además del de Madrid, otros dos establecimientos, concretamente en Nueva York y Marrakech. En 2021 llegará el de Manchester, otra de las ciudades más vinculadas al futbolista, y en 2023, París.

Pestana busca nuevas ubicaciones para sus hoteles en España que, en el caso de su marca lifestyle, apuntan a Barcelona e Ibiza

El objetivo, explicó el director de desarrollo del grupo, José Roquette, “es llegar a diez hoteles CR7 en el corto plazo”.

¿Podría ser en alguna otra ciudad española? Según el directivo, podría. Tanto Barcelona, donde Pestana solo cuenta con un hotel, como Sevilla están en el radar de la compañía para su crecimiento. Para la marca que abandera Ronaldo, sin embargo, “Ibiza sería un destino óptimo”.