Cuatro hoteles de lujo para desconectar (de verdad) estas vacaciones

La abadía de Fontevraud tiene casi mil años de historia. Foto Fontevraud L'Hôtel.

Cuatro hoteles de lujo para desconectar (de verdad) estas vacaciones

Un día monasterios, estos cuatro sobresalientes hoteles son ideales para huir de la masificación y encontrar la ansiada tranquilidad

José Manuel Torres

Valencia

04/08/2019 - 16:00h

Antiguos lugares sagrados o espacios dedicados a la oración, estos monasterios reconvertidos en hoteles de lujo son hoy destinos idóneos para aquellos viajeros que deseen complacerse con una escapada con aires tranquilizadores y, a la vez, con un sofisticado aire de sencillez.

Viajamos a cuatro históricos hoteles-monasterio situados en bellos espacios naturales de España, Italia, Portugal y Francia en los cuales el descanso y la quietud se cuentan entre sus bienes más preciados.

Del siglo XVII y antiguo monasterio de la Virgen del Carmen de los carmelitas descalzos, el Hotel Barceló Monasterio de Boltaña ofrece una arquitectura imponente y espectaculares vistas del Pirineo aragonés y el río Ara

Monasterio Boltaña. Foto Barceló Hotels Resorts.
Exquisitamente restaurados, en estos antiguos monasterios se duerme entre siglos de historia. Foto: Barceló Hotels & Resorts.

[Para leer más: Cinco hoteles para vivir una noche de lujo en Sevilla]

Hotel Barceló Monasterio de Boltaña (España)

Lo primero que llama la atención al traspasar las puertas del Hotel Monasterio de Boltaña, situado junto al río Ara, al noreste de la provincia de Huesca, es la tranquilidad y el bucólico romanticismo que se respira en su interior.

Del siglo XVII y antiguo monasterio de la Virgen del Carmen, cuenta con 96 habitaciones y 40 villas con vistas a los Pirineos y al río Ara.

Los paisajes más hermosos del Pirineo aragonés por el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido son el mejor regalo para los huéspedes

Pero lo mejor de alojarse en este antiguo retiro, de imponente y sobria construcción, que durante siglos habitaron los carmelitas descalzos, es sin duda la belleza natural del paraje donde está edificado, porque es el paraíso para los amantes de las rutas ciclistas y también uno de los territorios referentes para la práctica del BTT a nivel mundial.

Monasterio de Boltaña. Foto: Barceló Hotels Resorts
Monasterio de Boltaña. Foto: Barceló Hotels & Resorts.

El famoso biker y guía argentino Martín Campoy, director del Centro de Ciclismo del establecimiento, nos conducirá a través de los paisajes más hermosos del Pirineo aragonés por el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Nun Assisi Relais & Spa Museum (Italia)

Italia presume de ser uno de los países con mayor número de edificios histórico-artísticos del mundo, y el antiguo monasterio en el que se encuentra el moderno hotel Nun Assisi Relais & Spa Museum es prueba fehaciente de su riqueza patrimonial.

Dormir en el Nun Assisi Relais & Spa Museum es hacerlo -literalmente- en una obra de arte

Ubicado en el corazón de Asís, en la región de Umbría, Nun Relais se alza como una obra contemporánea fruto de la restauración del antiguo monasterio de Santa Caterina, construido en 1275.

Dormir en este hotel es hacerlo en una obra de arte. Foto: Nun Assisi Relais & Spa Museum.
Dormir en este hotel es hacerlo en una obra de arte. Foto: Nun Assisi Relais & Spa Museum. 

En sus 18 suites decoradas de forma elegante y con un estilo contemporáneo encontramos el respiro ansiado. Además, en el restaurante Eat, territorio en el que gobierna el chef Emanuele Mazzella, se muestra la riqueza gastronómica de la región.

Y si hay algo que no hay que dejar de lado en Nun Relais, es su histórico Spa Museo de la época romana con más de 2000 años de historia. Seis pilares de piedra caliza originales rodean la piscina del siglo I dC. ¡Todo un descubrimiento inesperado!

Nun Assisi Relais Spa.
Por nada hay que perderse su spa con 2000 años de historia. Foto Nun Assisi Relais & Spa Museum. 

Durante la estancia hay que dejarse al menos una mañana libre para pasear por la histórica ciudad de Asís, Patrimonio de la Humanidad, y poseedora de magníficos edificios como el castillo medieval o la Basílica de San Francisco de Asís, entre otros tesoros.

Alojarse en un antiguo convento y abandonarse a su sobriedad no está reñido con disfrutar de los lujos más mundanos

Convento do Espinheiro Historic Hotel & Spa (Portugal)

Viajar a un país hermano como Portugal siempre es un grato placer, y más si nos dirigimos a la bella ciudad de Évora, capital de la región del Alentejo, en la zona centro-meridional de Portugal.

Foto Convento do Espinheiro
Una construcción sobria encierra un mundo de lujo en su interior. ​Foto: Convento do Espinheiro.

[Para leer más: Troia y Comporta, el paraíso está más cerca de lo que imaginas]

Los orígenes del Convento do Espinhero se remontan al siglo XIII cuando, según la leyenda, allí se apareció la Virgen María sobre un espino (espinheiro). Más tarde, durante el reinado del rey Alfonso V, los monjes de la orden de San Jerónimo construyeron una iglesia y un convento, hoy convertido en hotel de lujo con 92 habitaciones y 10 exquisitas suites.

Es un gusto disfrutar de sus dos restaurantes y bares, pasear por sus más de 8 hectáreas de jardines, o bañarse en sus piscinas exterior o interior y además (cabe mencionar además que podremos hacerlo acompañados de nuestra mascota ya que el hotel es pet friendly).

Foto Convento do Espinheiro, Portugal.
El hotel es el punto de partida perfecto para recorrer Évora. Foto: Convento do Espinheiro.

Sugerimos, dando un ligero paseo, adentrarse en las calles de Évora, Patrimonio de la Humanidad desde 1986. En su centro histórico se halla el Templo romano de Diana y la catedral gótica que comenzó a construirse en el siglo XII.

Con mil años de historia, la abadía francesa edificada por el monje Robert d'Arbrissel, iniciador de la orden de Fontevraud, es hoy un hotel excepcional

Los más atrevidos y curiosos deben hacer una parada en la Capela dos Ossos (Capilla de los Huesos), uno de los puntos más visitados de la ciudad que alberga cientos de esqueletos exhumados de los cementerios de la ciudad durante el siglo XV.

Fontevraud L’Hôtel (Francia)

Y de Portugal a Francia pasamos para explorar Fontevraud L’Hôtel, emplazado en una antigua abadía edificada en el año 1101 por el monje Robert d’Arbrissel, iniciador de la orden de Fontevraud.

La antigua abadía edificada en el año 1101. Foto Fontevraud L'Hotel.
La antigua abadía edificada en el año 1101. Foto: Fontevraud L'Hôtel.

Para llegar hasta aquí hay que seguir la admirable ruta francesa del Valle del Loira hasta llegar a Fontevraud-l'Abbaye, localidad y comuna francesa asentada en el departamento de Maine y Loira.

Su belleza es tal que el espacio ocupado por el hotel está considerado como uno de los conjuntos monásticos más relevante del medievo europeo y es Monumento Histórico por la Unesco desde el 2000.

Entre los muros de la abadía de Fontevraud están enterrados Leonor de Aquitania, el rey Enrique III y su hijo Ricardo I de Inglaterra, conocido como Ricardo Corazón de León

Hospedarse en esta abadía de 54 habitaciones puede convertirse en una tarea ardua y requiere reservar con muchísima antelación: no en vano es lugar de peregrinaje para muchos franceses e ingleses ya que en su iglesia están enterrados algunos miembros de la dinastía real Plantagenet: Leonor de Aquitania, el rey Enrique III y su hijo Ricardo I de Inglaterra, más conocido como Ricardo Corazón de León.

En Fontevraud está enterrado Ricardo Corazón de León. Foto: Fontevraud L'Hotel.
En Fontevraud está enterrado Ricardo Corazón de León. Foto: Fontevraud L'Hôtel.

Sus sepulcros muy visitados por los turistas, al igual que la capilla, el refectorio, el claustro de estilo románico, los jardines y las cocinas del complejo.

La antigüedad del monasterio no está reñida con la última tecnología y los lujos más mundanos

La restauración de la abadía priorizó en su momento la comodidad y la simplicidad para recrear ese ambiente monástico de hace mil años. Pero no por ello el lujo deja de existir, pues se detecta inmediatamente en la ropa de cama de lino, el iPad a su disposición, el canal propio de televisión, los productos de aseo elaborados con ingredientes naturales o los colchones fabricados con fibra de coco, entre otros muchos detalles.

La abadía es uno de los edificios mejor conservados del medievo en Europa.
La abadía es uno de los edificios mejor conservados del medievo en Europa. Foto: Fontevraud L'Hôtel.

El restaurante del hotel merece una visita pues está dirigido por el chef Thibaut Ruggeri, ganador del Bocuse d’Or 2013 y poseedor de una estrella de la guía Michelin. Nos deleitará cn una cocina de producto servida en un comedor en el que impera la madera, la luz y el silencio.

Durante la noche, se puede realizar una visita privada a través de los 34 acres del monasterio, observando el claustro románico y abandonándose a un lugar que felizmente se ha quedado detenido en el tiempo.