Diez hoteles para disfrutar del mejor vino en el hemisferio sur

El Canvas Wine Lodge, en Argentina, ofrece un programa de relax entre los mejores vinos. Foto: Canvas Wine Lodge.

Diez hoteles para disfrutar del mejor vino en el hemisferio sur

Si el mal tiempo arrecia en Europa, es momento de poner rumbo a las bodegas de Sudamérica, Sudáfrica y Oceanía y relajarse en sus hoteles boutique

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

04/12/2019 - 18:41h

No hay una época para disfrutar de un vino: todo el año es ideal. Pero convengamos que no hay mejor placer que saborearlo bajo el sol, y si es posible, en un clima primaveral mientras se contemplan los viñedos que crecen en el valle.

A esta altura del año no es posible vivir esta experiencia en Europa y EEUU, pero sí en los países del hemisferio sur que se dedican a la producción vinícola.

En Argentina, Chile, Uruguay, Australia, Nueva Zelandia y Sudáfrica se encuentran elegantes hoteles, algunos señoriales y otros boutique, que además de ofrecer la oportunidad de saborear los vinos de sus bodegas presentan tratamientos de spa, vivencias gastronómicas de primer nivel y excursiones a caballo o en bicicleta por las tierras labradas y los sarmientos.

Cavas Wine Lodge, Argentina

Mendoza es la tierra del vino en Argentina, y Luján de Cuyo uno de sus parajes más emblemáticos. Allí se encuentra Cavas Wine Lodge, el primer resort de vino en este país sudamericano que se caracteriza por su cuidado por los detalles.

Cavas Wine Lodge
 

El huésped, en este establecimiento de la cadena Relais & Chateaux, se puede encontrar con termos con agua caliente para el mate al pie de la cama (una sólida tradición argentina) o un jacuzzi ya preparado con pétalos de flor flotando.

El establecimiento, en medio de una finca de 22 hectáreas, consta de ocho villas con su propia terraza, con piscinas privadas para cada estancia.

The Vines Hotel, Argentina

También en la provincia de Mendoza, aunque esta vez en un valle cercano, el de Uco, se encuentra el complejo The Vines, que acoge 22 villas que combinan una elegancia rústica con el mejor confort, con una distribución que aprovecha al máximo las espléndidas vistas a la cordillera de los Andes y los viñedos.

[Para leer más: Cinco hoteles de Argentina para descubrir los mejores vinos]

Su restaurante Siete Fuegos propone sabores rústicos inspirados en la cocina regional creados por el chef Francis Mallmann, uno de los talentos gastronómicos más reconocidos de Argentina.

The Vines hotel
 

De la mano de Santiago Achával, Matías Michelini, Marcelo Pelleriti y Alejandro Vigil, importantes productores de la región, es posible cosechar uvas o embarcarse en la maravillosa experiencia de la producción del vino.

Hotel Garzón, Uruguay

En las suaves tierras onduladas del departamento uruguayo de Maldonado, cercano al sofisticado balneario de Punta del Este, el Hotel Garzón se coronó hace un par de años como uno de los 52 lugares que The New York Times recomienda visitar.

El Hotel Garzón, en Uruguay, se encuentra en una antigua tienda rural, redecorada en un elegante estilo campestre

Esta bodega de 240 hectáreas produce 2,2 millones de litros de 12 variedades, como tanta, cabernet frank, pinot noir, petit verdot, albariño (el blanco más importante en el terruño) y sauvignon blanc, entre otras.

El restaurante de Bodegas Garzón cuenta con impactantes vistas sobre las praderas de Uruguay. Fotos: Bodegas Garzón.
 

El hotel está en una antigua tienda rural, llamada almacén de ramos generales, donde hay cinco habitaciones decoradas con motivos rurales. El chef Francis Mallman también está aquí presente con un exclusivo restaurante.

[Para leer más: Estas son las mejores bodegas del mundo. Y no solo por sus vinos]

En el lugar uno puede elaborar su propio vino. El huésped participa de los diferentes procesos de producción, desde la siembra y la cosecha hasta el diseño de la etiqueta.

Viña Vik Cachapoal, Chile

El millonario noruego Alexander Vik es un enamorado de Chile. Y en su bodega Viña Vik Cachapoal, en el valle de Millahue, creó un excéntrico edificio que todo el mundo reconoce por su techo de titanio de formas curvas, en un edificio cuadriculado con un patio central, que conforme el sol gira va cambiando de colores.

vik

[Para leer más: Cuatro bodegas con restaurante para amantes del vino y la cocina]

Las 22 suites están decoradas por artistas de todo el mundo, y las grandes ventanas del suelo al techo permiten tener hermosas panorámicas de los viñedos.

Lapostolle Residence, Chile

En la región de Colchagua hay varios hoteles boutique de bodegas locales, pero uno de los más destacados es el Lapostolle Residence. Son cuatro elegantes cabañas de diseño moderno, construidas en piedra y madera, con grandes ventanales para capturar la belleza del valle.

lepostolle
 

Cada una cuenta con terraza privada y piscina, y además de las catas y conocer el proceso de producción de sus excelentes vinos, la bodega ofrece clases de cocina, cabalgatas, paseos en bicicletas por los senderos montañosos y masajes en el espejo de agua.

Delaire Graff Lodges & Spa, Sudáfrica

El lodge Delaire Graff, coronado en la cima de una colina, ofrece la experiencia de atrapar con los sentidos los vinos que se elaboran en el valle de Stellenbosch.

Una piscina infinita presenta hermosas vistas de las sierras y la famosa Table Mountain, mientras que los diez lodges fueron decorados por David Collins con colores pastel y con una identidad definida para cada uno.

En el lodge Delaire Graff, además de saborear los vinos, también se pueden ver las obras de arte que se encuentran en salones y habitaciones

El complejo cuenta con numerosas obras de arte contemporáneo, y además de su spa, cuenta con un cine privado a disposición de los huéspedes.

delaire
 

El hotel tiene dos restaurantes, que ofrece platos de la cocina tradicional y, por supuesto, con los vinos de su bodega.

L’Avenir Country Lodge, Sudáfrica

Entre los viñedos de las montañas Simonsberg se encuentra este lodge de 11 habitaciones, diseñadas en un estilo moderno que no desentona con el entorno.

LAvenir Room6 001
 

En sus tierras se producen vinos de variedades locales como el pinotage o internacionales como el merlot, el sauvignon blanc y el chenin blanc.

[Para leer más: Cinco destinos gastronómicos para degustar en el año]

La piscina tiene vistas a los lagos, y las extensiones de la bodega se pueden recorrer en excursiones en bicicleta.

Spicer Vineyards Estate, Australia

Ubicado en una finca de 10 hectáreas del Hunter Valley, una de las mecas de los vinos en Australia, el hotel Spicer Vineyards Estate de cinco estrellas cuenta con 12 suites y una casa con cuatro habitaciones.

Restaurant Botanica Hunter Valley 4
 

Allí tienen el spa Anise, que ofrece diversos tratamientos para relajarse, mientras que el restaurante Botánica despliega preparaciones donde la tradición juega con toques sofisticados.

Chateau Yering, Australia

Aunque técnicamente el hotel fue subdividido de la propiedad del viñedo, Chateau Yering conserva su aire como icono del Yarra Valley.

Fundado en 1838, el lugar vio crecer a las primeras vides en el estado de Victoria.

chateu yering
 

Allí se encuentra esta mansión con 32 suites cada una decorada en un estilo diferente y con selectas antigüedades.

Los huéspedes pueden disfrutar de la piscina, la cancha de tenis o tomar una copa en el bar, y si bien en primavera el calor hace innecesario encender los leños, el lugar cuenta con un romanticismo único.

Lake Timara, Nueva Zelandia

Esta residencia rural de estilo inglés, a pesar de su antigüedad, mantiene su elegante presencia, con sus grandes sillones con vistas al valle y sus cortinas añejas.

timara

Ubicada en una finca de 32 hectáreas Lake Timara tiene un amplio jardín de 2.000 m2 en donde ofrece relax y diversión en su piscina, cancha de tenis y en su propia bodega, donde se organizan catas de vino.

Allí también hay un rosedal con 450 flores y un sendero de plantas aromáticas, que ofrecen una recomendada desconexión.