Diez piscinas para tocar las nubes alrededor del mundo

Marina Bay Sands, Singapur.

Diez piscinas para tocar las nubes alrededor del mundo

Desde la piscina a 200 m en el Marina Bay Sands de Singapur a la del Shangri-La Londres, en el piso 52, aquí te podrás dar los baños más altos del mundo

Mar Nuevo

Madrid

25/06/2019 - 14:33h

A punto de entrar en una de las peores olas de calor del verano (y solo estamos en junio), buscamos las piscinas de hotel más elevadas del mundo, lugares donde nadar a cientos de metros sobre el nivel del suelo a relajarnos con un cóctel mientras disfrutamos de las vistas de una piscina infinita que domina los tejados de una gran ciudad.

Nueva York, Londres, Kuala Lumpur, Panamá, Singapur, Shanghái o Bangkok son algunos de los destinos que atesoran las piscinas más fascinantes desde las que tocar el cielo y que aseguran, también, los chapuzones más altos del mundo.

Desde la planta 52, la piscina del hotel Shangri-La de Londres regala impagables vistas al London Eye, la catedral de San Pablo o Westminster

[Para leer más: Bienvenido al 'rooftop' más alucinante del mundo]

Parker Meridian, Nueva York

Con vistas al mismo Central Park, el Hotel Parker New York cuenta con una piscina que se alza sobre el suelo sobre el piso 42. Rodeada de impresionantes ventanas de suelo a techo, permite ver disfrutar a cubierto de la puesta de sol sobre Manhattan.

Además, hay una terraza al aire libre para realizar baños de sol o disfrutar de cócteles y aperitivos. De uso gratuito para huéspedes del hotel, también se podeos acceder con entrada si no estamos alojados.

Parker Meridian en Nueva York.
Con vistas de águila a Central Park. Foto Hotel Parker Meridian en Nueva York.

Shangri-La Londres

Ubicado en Shard, el hotel de la exclusiva cadena Shangri-La en la capital británica esconde una impresionante piscina infinita en el piso 52, rodeada de grandes ventanales que permiten ver desde las alturas la catedral de San Pablo, el London Eye y Westminster.

En este caso, y aunque nos pese, solo está abierto a los clientes alojados.

London Eye y catedral de San Pablo desde la  planta 52. Foto Shangri La.
London Eye y catedral de San Pablo desde la  planta 52. Foto Shangri La.

Aman Tokyo

En la atalaya que suponen los seis pisos superiores de la torre Otemachi, de 38 pisos, se encuentra el Aman Tokyo, un lujoso hotel que cuenta con una piscina con vistas panorámicas de la ciudad.

Y, ya que estamos en la piscina, ¿por qué no disfrutar también de un baño de vapor al estilo japonés en su exquisito spa?

Aman Tokyo. Foto Aman Resorts.

Okura Prestige Bangkok Hotel

En el corazón del distrito financiero de la capital tailandesa, el Okura Prestige Bangkok Hotel, de cinco estrellas, atesora una piscina infinita climatiza en el piso 25 que regala magníficas vistas de la ciudad.

En la cara norte del edificio, la piscina se mantiene en la sombra, por lo que es un lugar ajeno a las altas temperaturas que también nos permitirá relajarnos en tumbonas o disfrutar de algún sabroso bocado.

 

También en Bangkok encontramos la piscina elevada del InterContinental, al aire libre y de estilo tropical, que se ubica en la planta 37.

InterContinental Bangkok
Un oasis tropical en medio de la ciudad. Foto Hotel InterContinental Bangkok.

Marina Bay Sands, Singapur

El imponente Marina Bay Sands, en Singapur, es famoso por diferentes aspectos, como por su gigantesco casino, las tres torres hoteleras que suman 2.560 habitaciones, su centro de convenciones, el museo de arte y ciencia, los restaurantes de prestigiosos chefs o sus dos teatros.

Diseñado por el estudio Moshe Safdie Arquitectos, cuenta también con una impactante piscina infinita al aire libre, que regala impresionantes vistas del paisaje urbano desde el piso 57, ubicado a 200 m de altura, posiblemente la más alta del mundo.

Marina Bay Sands, Singapur.
Marina Bay Sands, en Singapur.

Ritz-Carlton, Shanghái

También a gran altura se encuentra la piscina del Ritz-Carlton en Shanghái, si bien en este caso no está abierta al aire libre, sino climatizada.

Acompañada de un spa y un gimnasio, la piscina ofrece vistas a la ciudad y a la zona costera del Bund.

Ritz Carlton Shanghái.
Foto Ritz-Carlton, Shanghái.

Quien esté de paso en la ciudad y, sobre todo, no tenga miedo a las alturas, puede decantarse también por el Holiday Inn, que cuenta con una pequeña piscina con fondo de cristal que sobresale del edificio, lo que permite mirar a la calle mientras nadamos. Eso sí, se ubica a 100 m de altura, por lo que el baño no es apto para quien sufra de vértigo.

Hard Rock Hotel Panama Megapolis

En el corazón de la ciudad, el hotel, de 63 plantas y 230 metros de altura, cuenta con una piscina infinita en la azotea con vistas al horizonte de la ciudad.

Definido como “oasis tropical futurista”, se acompaña del Float Bar, otra de las joyas del hotel, que luce en todo su esplendor al anochecer, cuando las luces de la ciudad hacen brillas en las manos los cócteles y las mejores canciones ponen una banda sonora perfecta.

Hard Rock Hotel Panama
Foto Hard Rock Hotel Panama Megapolis.

Traders Hotel, Kuaka Lumpur

Desde el piso 33 del Traders Hotel en Kuala Lumpur, concretamente desde su piscina cubierta, se puede obtener una de las mejores vistas de las torres Petronas. La zona de baño se acompaña de otras instalaciones como gimnasio –que abre las 24 horas-, sauna y baños de vapor.

Por la noche, el área de la piscina se transforma como por arte de magia en el SkyBar, una zona de fiesta que ofrece gran variedad de cócteles, DJs y, por supuesto, de nuevo vistas nocturnas increíbles.

Pisicina y SkyBar. Foto Traders Hotel.
Pisicina y SkyBar. Foto Traders Hotel.