Diez secretos que los hoteles de lujo ocultan

Lobby principal del Waldor Astoria, uno de los hoteles más lujosos del mundo.

Diez secretos que los hoteles de lujo ocultan

Los hoteles de lujo guardan muchos secretos, como que dan estancias gratis a los famosos y se callan las aventuras de sus huéspedes

Business Insider España

16/06/2018 - 18:55h

Tanto si tu estilo de vida te permite alojarte en ellos o si solo puedes admirarlos en Instagram, los hoteles de cinco estrellas son una perspectiva atractiva.

Desde los porteros hasta las suites llenas de champán, los hoteles más lujosos del mundo transmiten la idea de que tienen todo perfectamente bajo control. Pero pasan más cosas entre bambalinas de lo que podrías pensar.

Un usuario de Quora (red social de preguntas y respuestas) hizo la pregunta: "¿Qué cosas no quieren los hoteles de cinco estrellas que sepas?".

Varias personas que afirman tener experiencia en hoteles y hospitalidad respondieron al hilo: esto es lo que tenían que decir.

La posición social importa 

El líder de desarrollo empresarial, Cameron Nezam, cuyo perfil de Linkedin cita puestos principales en Rosewood Hotels & Resorts y Mandarin Oriental Hotel Group, señaló que tu clase social te da más influencia cuando te hospedas en un hotel de lujo.

"Si eres un huésped de alto perfil, un huésped VIP, un huésped leal, les aportas un valor al quedarte allí, por lo que es muy probable que te incluyan en la lista de atención especial", escribe.

"Lo especial que resulta ser tu experiencia depende de con quién te encuentres, ya sea un recepcionista, el que gestiona las reservas, la atención al cliente, gerente de ventas, etc.", agregó.

"Un famoso o un huésped rico será atendido con más consideración que un ciudadano común"

"Fíjate en que el gerente se acerca rápidamente a la recepción cuando un cliente importante está cerca, quiere asegurarse de que todo está bien".

Añade que esta "atención especial" a menudo se determina en secreto a través de notas en el sistema de administración. "Un famoso o un huésped rico será atendido con más consideración que un ciudadano común en estos hoteles", escribió.

Saben quiénes son los huéspedes antes de que lleguen

Nezam dice que los hoteles de lujo intentan buscar en Google a todos los huéspedes que se quedan con ellos "para hacerse una idea de quiénes son, cómo son y determinar la clase social de cada uno".

"Esto decidirá cómo de buena será la habitación. El vicepresidente de una empresa pequeña probablemente acabará en una habitación mejor que un asociado sénior de una gran empresa conocida", dijo.

Tienen bases de datos 

"Si tratas mal a alguien, eso queda en tu perfil", dice Nezam. "Si montas una escena porque te ponen en una habitación cerca de un ascensor, eso queda registrado".

"Esto es para que puedan anticipar tus necesidades y proporcionar un servicio intuitivo que se considera de 5 estrellas. Si eres un alborotador, es posible que un gerente se encargue de tu check-in y tu check-out".

Estancias gratis a los influencers

Los hoteles de cinco estrellas suelen dar habitaciones gratis a los influencers o a las celebridades famosas del cine y el entretenimiento.

Lo hacen esperando obtener un post en Instagram promocionándolos, y normalmente lo consiguen. 

Jamás revelar quién está en el hotel

"Esta es una regla muy importante y la razón por la que se ganan su reputación y prefieren confiar en los invitados que promocionarse por su cuenta" explica Nezam.

Bruce Claver, quien dice tener más de 25 años de experiencia en hostelería de lujo, escribe: "De hecho, a los empleados se les requiere en muchos hoteles exclusivos firmar un acuerdo de confidencialidad antes del empleo".

"Las personas famosas nunca se quedan el hotel con su nombre real"

"Tienen el deber de mantener el secreto a fin de atraer y mantener continuamente a su mercado: el huésped acomodado.

"Tienen dinero para gastar y generalmente amigos y familiares que también tienen dinero para gastar y son huéspedes potenciales", comenta.

Añade: "Las personas famosas nunca se quedan el hotel con su nombre real y permitimos que las personas se registren con un alias o como invitado no registrado, para que su nombre no aparezca en la pantalla del ordenador si el recepcionista lo busca."

Protegen tu privacidad de las aventuras

"Verás que la gente viene con su amante un fin de semana y luego con su familia al siguiente", dice Nezam.

"El personal mirará para otro lado y se asegurará de que nadie mencione algo accidentalmente", agrega sobre la protección a la privacidad en caso de aventuras.

También tienen cucarachas

Los hoteles de lujo no se escapan de las cucharachas, según Claver, quien lo dice por su experiencia de 20 años en hostelería de lujo en el nivel de cinco estrellas o cinco diamantes.

Claver explica que "incluso las cocinas mejor conservadas tienen algunas cucarachas".

Hay ventajas que no anuncian

Andrea López, empleada de Mexican Beach Resorts desde 2010, dice que cada buen hotel tiene beneficios y comodidades que no publicitan porque no quieren que los huéspedes los aprovechen al máximo.

Esto puede incluir champán gratis y fresas cubiertas de chocolate, decoraciones especiales en su habitación, desayuno gratis e incluso una mejora en la habitación. 

Las ventajas de ser amigo del conserje

"Dado que la mayoría de la gente se enoja o se queja, los conserjes siempre aprecian a un huésped que los trata con amabilidad y le corresponde con extras o con información", dice López.

"No puede haber mejor aliado que el conserje, especialmente si estás de vacaciones", agrega.

Si alguien muere, será un secreto 

Stephen J Serva Dei, que dirige un servicio de catering, escribe que la gente suele morir en los hoteles, y que el establecimiento hace todo lo posible por mantenerlo en silencio.

Esto puede abarcar desde personas mayores que fallecen en la noche por causas naturales hasta sobredosis de drogas e incluso suicidios.

"Ningún hotel anuncia si alguien murió alguna vez en una habitación de hotel en particular, por razones obvias", añade Serva Dei.

–Noticia original de Business Insider España. Autora: Alison Millington