Dime cómo eres y te diré cuál es tu hotel perfecto en Las Vegas

The Venetian es una apuesta segura para conquistar a los más románticos. Foto: Scott Webb | Unsplash.

Dime cómo eres y te diré cuál es tu hotel perfecto en Las Vegas

Siete propuestas para siete estilos diferentes de viajero, pero siempre con una mesa de juego a tiro de piedra

Sergio Cabrera

Madrid

03/11/2019 - 18:30h

Aunque esté llena de réplicas, Las Vegas es única. En ningún otro lugar del mundo se entiende la diversión, el juego y el espectáculo con las dimensiones con las que se hace allí. Ocurre igual con sus hoteles. De hecho, no podemos imaginar la ciudad sin sus impactantes cinco estrellas, que se suceden en orden por la famosa Las Vegas Boulevard. Todos con su casino, sus recepciones imponentes y sus cientos de habitaciones en lo que son pequeños parques temáticos.

Elegir un hotel en Las Vegas no debe hacerse a la ligera. La localización, los servicios, los extras y las posibilidades de complementar juego y espectáculo con otras opciones son tan importantes como el precio (de hecho, los precios que suelen mostrarse en agencias y, sobre todo, operadores online, suelen aparecer sin las elevadas tasas locales y estatales, que encarecen bastante las promociones).

Amantes del lujo, de la buena mesa o las compras. Románticos, cinéfilos o quienes viajan en familia. Elegir el hotel correcto en Las Vegas es posible si sigues estas recomendaciones

[Para leer más: Así se vive y se duerme en la suite más cara del mundo]

Pero, para facilitar la búsqueda, nada como saber cuál nos ofrecerá más satisfacciones, según nuestros gustos viajeros.

1. Para amantes del lujo y el relax

Los amantes de lo exclusivo suelen huir de las manifestaciones ostentosas. Así, nada como apostar sobre seguro reservando en el Aria.

Hotel Aria Exterior, Las Vegas.
Exterior del Hotel Aria, Las Vegas.

En este cinco estrellas todas las habitaciones -no solo las suites- a partir de la clase Deluxe tienen doble vista. Claro que son las Sky Suites las que nos dejan sin palabras, con 650 metros cuadrados en los que disfrutar de los mayores lujos (por ejemplo, selección de quesos y vinos cada noche en la habitación, incluido en el precio; todo tipo de snacks; entradas a los mejores clubs de Las Vegas y mesas reservadas en los casinos, así como desplazamientos en limusina).

Su spa, uno de los más galardonados de los EEUU, abre 13 horas al día y cuenta con piscinas, zonas de descanso sobre camas calientes, circuito termal, zona fitness, salas de masaje y un espacio, el Shio Salt Room, donde nos relajaremos con lámparas de sal, musicoterapia, vibraciones en las tumbones y una iluminación muy especial.

Los amantes de la buena mesa deben decantarse por el MGM Grand Hotel, el único que incluye un restaurante con tres estrellas Michelin en Las Vegas

Y, por si fuera poco, tendremos acceso exclusivo al Shadow Creek Golf Course.

2. Para los de buen comer

Aunque un buen ramillete de grandes cocineros tienen un restaurante en Las Vegas, solo el de Joël Robuchon cuenta con tres estrellas Michelin.

Se encuentra en el famoso MGM Grand Hotel y su menú es excepcional. Este restaurante francés de estilo art decó cuenta con una terraza ajardinada, candelabros del más fino cristal y una política de vestimenta que exige etiqueta.

MGM Restaurant Joel Robuchon, Las Vegas.
MGM Restaurant Joel Robuchon, Las Vegas.

Abre solo para cenas y es importante reservar con antelación. En el menú no falta caviar de entrada. A continuación, cuatro grupos de platos (bocados de marisco con atún, alcachofas servidas en capuccino de guisante, raviolis de langostinos trufados...) para acabar con una bonita selección de postres.

El hotel en sí es todo un clásico, con habitaciones amplias que parten de los 32 m2 las más pequeñas, hasta los 140 de sus mejores suites (sin contar con los lofts).

El MGM es el hogar también de los mejores DJ's, pues allí pinchan Calvin Harris, Steve Aoki o Tiësto, entre otros.

El Caesar's Palace incluye un enorme centro comercial de gran lujo en su interior

3. Para los amantes de las compras

Si hay un hotel que ha sabido convertirse en el epicentro de las compras, de la moda y de las tendencias en Las Vegas, ese es el Caesar’s Palace, que cuenta con un gigantesco centro comercial de gran lujo en sus dependencias, con varias plantas interconectadas que llegan incluso al The Venetian).

Caesars Palace, The Forum Shops, Las Vegas.
Caesars Palace, The Forum Shops, Las Vegas.

Por un lado tenemos las tiendas de la llamada Vía Apia, entre restaurantes y donde no faltan joyerías, galerías de arte y establecimientos de accesorios de primera categoría.

Por otro, El Foro, donde gigantescas columnas con forma de mujer custodian tres plantas de tiendas de todo tipo, en un ambiente de lujo con suelos de mármol, escaleras mecánicas en curva y la oportunidad de comprar todo lo imaginable.

4. Para cinéfilos

Las Vegas ha sido inmortalizada en incontables películas a lo largo de la historia del cine. Pero hay una que sigue en nuestras retinas: Oceans Eleven. El increíble grupo de ladrones tuvo su hogar en el hotel Bellagio, que es uno de los más emblemáticos de la ciudad.

Inaugurado en 1998, costó 1.600 millones de dólares, que le convirtió en el hotel más caro construido hasta ese momento.

Hotel Bellagio, Las Vegas.
Hotel Bellagio, Las Vegas.

Con 3.933 habitaciones y casi 11.000 metros cuadrados de casino, cuenta con cinco piscinas, aunque es su fuente de 32.000 metros cuadrados, un auténtico lago artificial, el centro de todas las miradas, pues acoge el espectáculo de los chorros de agua más famoso del planeta.

Además, el hotel tiene un espectáculo propio permanente del Circo del Sol.

Las habitaciones son amplias, con una decoración de lujo. Destacan las que cuentan con vistas a la fuente, pero también hay grandes vistas sobre el desierto. En las suites llama la atención un aire de lujo decante, propio de Hollywood, con moquetas y paredes forradas en los estampados más vivos.

[Para leer más: Cómo hace Las Vegas para seducir a los milenials que no juegan]

5. Para los más románticos

Venecia tiene una magia especial que ha sido recreado con encanto y un toque kitsch en The Venetian, uno de esos hoteles de los que todos hemos oído hablar, pues de las muchas réplicas que hay en el mundo de los paseos en góndola, pocos pueden compararse a este (además del original, claro).

La mayor diferencia será que no habrá cruceristas en los alrededores, pero no faltarán el gondolero cantarín, el ambiente italiano ni la música…

The Venetian. Foto: Russ Martin | Unsplash.
The Venetian. Foto: Russ Martin | Unsplash.

El propio hotel recrea ese ambiente romántico de postal en todos sus rincones; por ejemplo, en sus cinco piscinas, a cuál mejor, con cabañas, jardines, zonas que recrean palacetes y todo en torno al agua.

También en su Canyon Ranch, uno de los spas más cuidados de la capital de Nevada. Por cierto, las habitaciones estándar del hotel son casi el doble de grandes que la media del resto de la ciudad.

6. Para fanáticos de lo retro

Con aires retro-chic, considerado uno de los hoteles boutiques preferidos por el ambiente hípster de California, el hotel Oasis at Gold Spike es uno de los más originales.

Piscina del Oasis at Gold Spike.
Piscina del Oasis at Gold Spike.

No se encuentra en The Strip, sino en el antiguo centro de la ciudad, más al norte, y se trata de la reconversión de lo que fue un motel tradicional en los años 60, de ahí que su estructura conserve la de este, con su piscina en medio, las habitaciones distribuidas en un cuadrado de tres plantas… prácticamente igual que los muchos que hemos visto en el cine y la televisión.

Salvo que, en este caso, las 44 habitaciones se han decorado con lo último en interiorismo, detalles de metal y arte, sin armarios y con una buena oferta de actividades outdoor que incluyen juegos de todo tipo. De hecho, sus fiestas son de las más concurridas.

7. Para los que viajan en familia

Si la experiencia en Las Vegas va a ser con niños, la mejor opción es el Circus Circus, que se encuentra en pleno The Strip, a un paso de todo, pero que ha adecuado su oferta precisamente a los más pequeños, sin descuidar el ocio de los mayores.

Circus Circus.
Circus Circus.

Su nombre no es casualidad. Todos los días a las 11 de la mañana hay un espectáculo circense. El propio Circo del Sol tiene allí algunos de sus shows, además de los que se suceden de forma casi espontánea en su lobby.

Además, cuenta con Adventuredome, un parque temático de aventuras para niños y adolescentes con montañas rusas, coches de choque y juegos que, de noche, se hacen con luces de neón.

El hotel cuenta con habitaciones más sencillas que las anteriores opciones, pero no pierden un punto en comodidad y espacio. La oferta de restauración también se adapta a las familias, con restaurantes especializados en carnes a la brasa, comida mexicana y, cómo no, el famoso buffet.

Adventuredome. Foto: Circus Circus.
¿Un parque de atracciones en un hotel? Sí en Las Vegas.