Edificio España: Baraka lleva a Riu a los tribunales

Riu proyecta abrir un hotel en el Edificio España en el verano del 2019.

Edificio España: Baraka lleva a Riu a los tribunales

La inversora de Trinitario Casanova presentó una demanda contra Riu y exige que se paralicen las obras del futuro hotel

El largo camino de piedras y espinas del Edificio España tiene un nuevo giro. La inversora Baraka, que había vendido el emblemático inmueble a Riu, presentó una demanda judicial contra la hotelera por la cesión de los espacios comerciales.

La demanda del grupo presidido por Trinitario Casanova –indican en esta empresa- es por la negativa de Riu a escriturar 15.000 metros cuadrados comerciales del edificio, que se había comprometido a adjudicar a favor de Baraka Renta SL, dedicada a la promoción y explotación de activos comerciales.

En un comunicado Baraka anunció que exigirán a Riu que paralicen las obras de reforma del edificio "tras comprobar que no se están realizando conforme al proyecto pactado”.

El veloz traspaso del Edificio España

El Edificio España, que agonizaba vacío y sin un destino a la vista, había sido comprado por Baraka al grupo chino Delian Wanda por 272 millones de euros. En 24 horas, cerró un acuerdo para traspasarlo a Riu.

Eso era en junio del año pasado, y seis meses antes el grupo hotelero había anunciado que conformaría una joint venture, en la que Riu tendría el 25% y los empresarios de Murcia el 75% restante.

Baraka exige ante la Justicia de que Riu paralice las obras de rehabilitación del Edificio España hasta que escriture el área comercial de 15.000 metros cuadrados

Para ello Riu anunció que invertirá entre 380 y 400 millones de euros en la compra del edificio y en la reforma necesaria, para instalar el primer hotel en España de su línea urbana Riu Plaza.

La resurrección de un edificio emblemático

Según el comunicado, en la operación de traspaso el grupo de Casanova firmó un acuerdo en el que Baraka Renta sería el propietario de la zona comercial “una vez que se avanzara en la construcción del edificio y se realizara la declaración de obra nueva y la escritura de división horizontal independiente”.

Los 15.000 metros cuadrados de la discordia están planificados para ser sede de unos grandes almacenes.

En tanto el futuro Hotel Riu Plaza ocupará 24 plantas del edificio, que cuenta con un total de 27 niveles. El establecimiento contará con unas 650 habitaciones y su categoría será de cuatro estrellas. Además dispondrá de más de 1.800 metros cuadrados para eventos, dos restaurantes y una piscina en la azotea.

Riu contraataca

Riu informó que Baraka no tiene ningún contrato de derecho a compra o a escriturar la zona comercial del Edificio España, sino que en el momento de adquisición del inmueble firmó "un contrato de mandato, no representativo, de venta para la búsqueda de inversores de la zona comercial, que no ha cumplido", pese a los reiterados requerimientos por parte de la cadena.

"Este acuerdo simplemente daba un periodo para que Baraka buscara inversores para adquirir 15.000 metros cuadrados de zona comercial, parte de las dos primeras plantas, a cambio de la correspondiente comisión", señalaron desde el grupo mallorquín a Europa Press.

Por ello, "ante la resolución del contrato por incumplimiento Riu ha iniciado de forma directa un proceso de venta con un fondo inversor español" que no identificó, señalan desde la cadena hotelera.

Asimismo, Riu aseguró que "se reserva expresamente poder ejercer cualquier acción en reclamación de daños y perjuicios en todo lo que afecte a la pretensión de paralización de la obra y a la reputación de la empresa.” O sea, la polémica por el Edificio España se resolvería en los juzgados.