El hotel de los mil millones: así es el Burj Al Arab en Dubái

Burj Al Arab, el hotel de los mil millones de dólares. Foto Pixabay.

El hotel de los mil millones: así es el Burj Al Arab en Dubái

De un iPad de oro a un Rolls-Royce: 11 datos sorprendentes del hotel Burj Al Arab, el más lujoso del mundo

Equipo Cerodosbé

Barcelona

04/06/2019 - 16:13h

El Burj Al Arab se conoce habitualmente como el hotel más lujoso del mundo. Y no es una exageración. Construido en 1999 con un coste de 1.000 millones de dólares en una isla artificial con playas privadas en tres zonas distintas, el Burj se ubica siempre entre los hoteles más elitistas del mundo. Los huéspedes deben pasar por un puente vigilado para acceder a la propiedad.

Si bien no es un secreto que el hotel es uno de los mejores, puede llamar la atención que su helipuerto se haya usado temporalmente como pista de tenis, así como el hecho de que haya una flota de vehículos Rolls-Royce lista para los clientes en todo momento, con su correspondiente chófer.

El personal del hotel supera en número a los huéspedes, concretamente con una proporción de seis a uno

[Para leer más: Un rascacielos con forma de huella digital coronará el centro de Dubái]

Harrison Jacobs, de Business Insider, visitó el hotel hace un tiempo y señaló que el servicio más lujoso es el que ofrece un mayordomo personal las 24 horas.

Sigue leyendo para descubrir algunos de los hechos más sorprendentes sobre este hotel.

Proporción de empleados: seis a una

Con un servicio de mayordomo privado las 24 horas para cada suite, los servicios de habitaciones estándar se cubren fácilmente.

La suite real del Burj Al Arab cuesta más de 24.000 dólares. Al menos su cama es giratoria.
La suite real del Burj Al Arab cuesta más de 24.000 dólares. Al menos su cama es giratoria.

Harrison Jacobs informó de que el personal del hotel supera en número a los huéspedes, con una proporción de seis a uno. Con más empleados que clientes, el hotel puede satisfacer todas las necesidades sin escatimar en el servicio.

Servicio de chófer en un Rolls-Royce

Los clientes disponen de un servicio de recogida en el aeropuerto al aterrizar en Dubái. Si bien muchos hoteles de lujo ofrecen esta opción, pocos tienen una flota de coches Rolls-Royce a su disposición. Los precios mínimos son de 1.000 dirham o 272 dólares por viaje.

[Para leer más: Los lujos más extravagantes de los hoteles de Dubái]

Helipuerto y campo de golf

El hotel tiene un helipuerto privado que puede transformarse en un campo de golf, y que se usó como pista de carreras temporalmente en 2013.

En su helipuerto han disputado partidos de tenis estrellas como André Agassi y Roger Federer

Con el paso de los años, la superficie se ha transformado dos veces en campo de golf; Tiger Woods y Rory McIlroy han jugado al golf en este helipuerto. Las estrellas del tenis André Agassi y Roger Federer también jugaron un partido de exhibición de tenis en 2005.

En 2013, el helipuerto se usó temporalmente como pista de carreras, donde un coche de Fórmula 1 del equipo Red Bull realizó una serie de trompos a unos 200 metros sobre el nivel del mar. 

Los mejores jugadores de ping pong de China también han usado el helipuerto y, más recientemente, la superficie fue el punto de partida de una arriesgada exhibición de kitesurfing. Se han celebrado también bodas al aire libre.

8336727405 7a1fd2f784 b
El hotel está cubierto por unos 1850 metros cuadrados de pan de oro. Foto Flickr (BPPrice).

1850 metros de oro

El hotel está cubierto por unos 1.850 metros cuadrados de pan de oro.

Los clientes reciben un iPad de oro de 14 quilates para usar durante su estancia en el hotel

Los objetos bañados en oro incluyen puertas de ascensores de 24 quilates y pilares macizos en los salones. Además del oro, hay un techo en uno de los restaurantes del hotel con el récord de ser el techo de cristal Swarovski más grande del mundo.

El atrio más alto del mundo

Cuando Harrison Jacob, de Business Insider, visitó el Burj Al Arab, informó de que el colorido atrio es el más alto del mundo. El atrio mide aproximadamente 180 metros.

Todas las habitaciones son suites de lujo

Debido a la forma triangular del hotel, que imita la vela de un barco, cada habitación es una suite de lujo. Cada reserva es para una suite dúplex o más grande, con todos los servicios.

burj al arab

Todo tipo de lujos

Los colchones de las suites pueden costar hasta 15.000 dólares, y la ropa de cama está rellena de plumas de pato. Los colchones que se encuentran en las suites del Burj Al Arab son colchones DUX, fabricados por la marca sueca de lujo DUXIANA.

[Para leer más: Mandarin lleva su propuesta de lujo oriental a Dubái]

Según Harrison Jacobs, "la ropa de cama está hecha de plumas recogidas en los nidos abandonados que usan las patas Eider para mantener sus huevos calientes".

Hay también ‘menú’ de almohadas

Los huéspedes pueden elegir entre 17 tipos de almohadas, que varían en tamaño y firmeza.

El restaurante principal del hotel, Al Mahara, está dirigido por el chef Nathan Outlaw, galardonado con una estrella Michelin

Set personal de Hermès

Los huéspedes reciben un juego de artículos de aseo personal de Hermès como cortesía. El set de 14 piezas incluye jabón, champú y perfume para él y para ella.

IPad de oro

Los clientes reciben un iPad de oro de 14 quilates para usar durante su estancia. Los iPad grabados están programados para reservar tratamientos de spa y servicios de mayordomo, además de proporcionar a los clientes acceso avanzado a los menús del restaurante del hotel.

Exclusivo Restaurante

El restaurante principal del hotel, especializado en marisco y llamado Al Mahara, está dirigido por el chef Nathan Outlaw, galardonado con una estrella Michelin. Los elementos del menú incluyen una lubina con sal de 266 dólares y un centollo de 114.

Al Mahara Burj al Araba Dubai March 2008pano
Un menú degustación en Al Mahara cuesta 475 dólares por persona. Foto Wikimedia.

El hotel también cuenta con botelleros con revestimiento de oro. Un menú degustación con un maridaje de vinos cuesta como mínimo 475 dólares por persona.

Noticia original de Business Insider. Autor: Marissa Perino