El hotel más chic de Londres es una antigua iglesia

L'Oscar es el hotel de moda en Londres, y ocupa la estructura de una antigua iglesia. Fotos: L'Oscar.

El hotel más chic de Londres es una antigua iglesia

L’Oscar, el hotel boutique de moda en Londres, abre sus puertas en una antigua iglesia bautista. ¿Y dónde está el bar? En una capilla

“Si al huésped no le gustan los terciopelos y las plumas de pavo real, mejor que vaya a otro hotel”. La sugerencia del gerente de L’Oscar, el hotel boutique de moda en Londres, es para tener en cuenta: todo el mobiliario de este hotel de cinco estrellas y solo 39 habitaciones abunda en tonos violetas, tapizados de cuero y plumas bordadas en telas de seda.

L’Oscar tiene una presencia extravagante que contrasta con su historia: se encuentra en un edificio que perteneció a una iglesia bautista de principios del siglo XX, ubicada en Holborn, un barrio del distrito de West End rodeado de boutiques y restaurantes, no muy lejos de Covent Garden.

La mano maestra del diseño

El interiorismo de elegante decadencia estuvo a cargo del diseñador Jacques Garcia, responsable de la nueva imagen del Hotel Côstes de París y de la renovación de La Mamounia, en Marrakech, informa Travel & Leisure.

El bar, instalado en una capilla, presenta a sus cócteles con referencias al Viejo y Nuevo Testamento

Gracias a que el edificio está protegido se conservan las baldosas blancas y negras de los suelos, las barandillas de caoba y las chimeneas de las habitaciones.

oscar 2
El interiorista Jacques Garcia diseño las habitaciones con una elegante decadencia.

Cócteles bíblicos

El bar se encuentra en una de las capillas principales. El metafórico nombre de The Baptist anticipa lo que se va a encontrar el huésped: los cócteles se llaman Humildad, Caridad, Amabilidad, así como se encuentra nombres inspirados en el Viejo y Nuevo Testamento u otros en honor a los siete pecados capitales.

Recorrido por el lujo extravagante

La música es moderna pero discreta, el personal viste uniformes de terciopelo brillante y seda, y los sillones de dimensiones generosas son ideales para pasar las horas con un libro o charlas de trivialidades.

Las habitaciones destilan lujo por sus paredes de colores cálidos y camas con cabeceras bordadas a mano. Para estar en todos los detalles, el gerente Michael Voigt pasó una noche en cada dormitorio para certificar que se cumplan los parámetros de calidad, como la dotación de albornoces, productos de baño de la marca Roja, la cafetera Nespresso y el mini bar gratuito.

Cada edredón cuesta 12.300 euros y está confeccionado con plumas de ganso que caen naturalmente al suelo

Los edredones se confeccionaron durante dos años. ¿La razón? Las plumas no son arrancadas de los gansos, sino que los fabricantes esperan a que caigan al suelo. Con razón cuestan 12.300 euros cada uno.

oscar 3
Dado que es un edificio protegido se conserva gran parte de su rico patrimonio decorativo.

Atención en los detalles

El restaurante, obviamente, ostenta una estrella Michelin. Se trata del Baptist Grill, a cargo del chef Tony Fleming. Para darle un toque más exclusivo, Voigt recorrió los mercadillos de Londres para encontrar los anillos de plata eduardianos para las servilletas y los monederos de las camareras.

Cada huésped tiene un mayordomo a disposición, y los empleados del bar y la cafetería recuerdan el cóctel favorito y los alimentos preferidos para el desayuno. En realidad se trata del culto al detalle que caracteriza a L’Oscar.