Estas locomotoras impulsan la expansión hotelera de Europa

España tiene casi dos millones de plazas, y aún hay margen para más inversiones hoteleras.

Estas locomotoras impulsan la expansión hotelera de Europa

La conectividad aérea y el aumento de la demanda turística son algunos de los factores que aceleran el crecimiento de las inversiones hoteleras

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

12/12/2018 - 11:47h

Europa concentra más de la mitad de la llegada de turistas en el mundo. Y su crecimiento no cesa, aunque sea a un ritmo menos acelerado. Entre los factores que impulsan su mercado se encuentra la expansión de las conexiones aéreas. O sea, la sinergia entre transportes y alojamientos catapultan al turismo.

La llegada de turistas internacionales al continente creció un 8,4% en 2017 y se espera que para este año se supere esa marca: en el primer semestre, el aumento había sido del 6,8%, y eso que países como España o Francia afrontan una mayor competencia de los destinos emergentes como Turquía, Egipto o Túnez.

El empuje de las conexiones aéreas

Según la consultora Christie & Co, el transporte aéreo y la conectividad son claves para generar un mayor volumen turístico y aumentar las pernoctaciones hoteleras.

En el informe “European Hotel Investment Trends 2018: Connectivity, hospitality & opportunity”, elaborado por esta firma, analiza la correlación entre esos dos factores.

La conectividad aérea en Islandia se incrementó el 488% en una década

“La accesibilidad es un factor clave para el turismo y el atractivo de Europa como destino. Los 13 principales aeropuertos europeos registraron más de 660 millones de pasajeros en 2017, por lo que se mantienen como los mejor conectados del mundo”, indica Xavier Batlle, director de la División de Consultoría en España y Portugal.

Luces y sombras del crecimiento turístico

El país que más creció su conectividad aérea, incluso de manera demasiado acelerada, fue Islandia, que aumentó un 488% en la última década. Su posición estratégica le convirtió en un objeto de deseo de las aerolíneas low cost y tradicionales para potenciar los vuelos de bajo coste entre EEUU y Europa.

Croacia, Polonia, Portugal y España también se beneficiaron de una mayor accesibilidad a sus aeropuertos, precisa el estudio de Christie & Co. En tanto, la expansión fue menor en Francia, Italia y Alemania, debido a las limitaciones de sus aeropuertos.

La solidez de los grandes mercados

Sin embargo, la solidez de la oferta aérea de Alemania le permitió liderar las pernoctaciones hoteleras en 2017, con 141 millones de reservas, impulsada tanto por las llegadas internacionales como por su potente turismo doméstico. Los hoteles germanos, franceses y españoles concentraron la mitad de las reservas de alojamientos en todo el continente.

Pero los crecimientos más acelerados, en términos interanuales, fueron de Islandia, los Países Bajos, Grecia, Portugal, Bélgica y Croacia.

En algunos destinos de estos países, como Ámsterdam, Mikonos, Lisboa y Dubrovnik la contrapartida es la alta presión turística que se traslada en problemas de convivencia con los residentes.

Entre Alemania, Francia y España concentran la mitad de las pernoctaciones hoteleras de Europa

En tanto, indica el estudio, tanto Francia como Bélgica se están recuperando y operando bien tras una caída en la demanda turística, “producida por la percepción de una menor seguridad por parte del turismo global”. Sin embargo, el conflicto con los chalecos amarillos en las carreteras y ciudades francesas puede derrumbar las estadísticas turísticas.

Países que seducen a los inversores

La mayor oferta de hoteles la presenta Italia, con 2,24 millones de plazas. En tanto el mayor incremento fue de Portugal, con un 7,7% de aumento. “La relación entre el número de pernoctaciones y la oferta de camas muestra cómo la oferta se adapta a la demanda”, indica el estudio.

Los países más atractivos para los inversores son Islandia, Grecia, Croacia e Irlanda, precisan en la consultora. En cuanto a España, con una oferta de 1,92 millones de camas, todavía tiene oportunidades para incrementar su parque hotelero.

Por otra parte, Portugal cuenta con un punto a favor: “la tasa de crecimiento de la demanda ha duplicado a la de la oferta, creando oportunidades de inversión en todo el país”, indican.