Eurostar invita a ser hotelero por un día

El kit de amenities es uno de los detalles que más valoran los huéspedes de Eurostar.

Eurostar invita a ser hotelero por un día

La cadena Eurostar propone que sus huéspedes digan qué servicios serían imprescindibles si estuvieran al frente del hotel

Las estrategias de los hoteles para conformar a los huéspedes no siempre son acertadas: pueden ofrecer servicios que apenas le prestan atención (como el mini-bar) y otros ya son considerados como una obligación (en el caso del wifi). Por ello Eurostar lanzó una convocatoria entre sus clientes para saber cuáles son los servicios que ofrecerían si tuvieran que administrar un hotel.

El desayuno, las sábanas limpias o la ducha en condiciones no generan demasiado entusiasmo; son detalles que los huéspedes dan por sentado que se tienen que ofrecer con la mejor calidad posible. Pero entre las 2.000 ideas enviadas al portal de Hotel Tester surgen propuestas de detalles que la cadena prometió tener en cuenta.

Los diez servicios más exigidos

En el estudio de Eurostar estos son los diez servicios y atenciones más demandados por sus huéspedes.

1. Atenciones para niños y juegos para adultos. El hotel no es solo un lugar para dormir, sin que se plantea como un punto de descanso, reflexión y socialización. Y también de diversión, si necesidad de pasar por el salón de juegos.

2. Set de amenities de aseo: los pequeños frascos de champú y gel de baño, el mini kit de costura o el cepillo de dientes de emergencia son muy valorados, sobre todo si son de marcas de lujo. Sin embargo, este pedido choca con la tendencia ecológica de muchos hoteles, que decidieron prescindir de estos elementos para reducir la presencia de envases plásticos.

3. Cargadores y tabletas: es muy probable que el viajero se olvide su cargador, por lo que es muy valorado que la habitación tenga un pequeño set de conectores para que el móvil no muera a poco de llegar. Y tampoco viene mal proveer de una tableta electrónica con información sobre el hotel, sus servicios y qué hay para ver en los alrededores.

Los huéspedes valoran que el hotel regale amenities de aseo, pero choca con la tendencia de muchas cadenas de reducir los envases plásticos

4. Detalles en fechas especiales: los pasajeros agradecen que el hotel se acuerde de ellos en sus cumpleaños o aniversarios de bodas. No es que exijan regalos, basta con un saludo por correo electrónico o las redes sociales.

5. Medicamentos sin prescripción médica: para evitar un constipado, curar alguna quemadura por el sol o ante el riesgo de malestar tras una abundante comida, los huéspedes solicitan de que haya un pequeño botiquín que puede salvar más de un apuro.

6. Picar algo, pero saludable: los huéspedes valoran que en la habitación haya algún snack para picar, pero la tendencia es que sean alimentos saludables, ya sean frutas o barras de cereales.

7. Tratamientos estéticos a la carta: se trata de optimizar un viaje, y además de pasear o hacer negocios, muchos huéspedes quieren aprovechar un momento de desconexión para cuidar su cuerpo o darse un capricho, como una sesión de masajes.

Muchos cliente de Eurostar agradecen que haya snacks para picar, pero piden que sean más saludables

8. Ropa deportiva: muchos viajeros evitan llevar ropa deportiva para no ir muy cargados de equipaje, pero no pueden resistir la tentación de pasar por el gimnasio o tener una sesión de yoga.

9. Películas a la carta: cada vez más las habitaciones se convierten en centros multimedia, donde el huésped puede elegir películas a la carta. Pero más que pagar por cada film, prefieren una tarifa plana al estilo Netflix, para ver lo que quieran y cuando quieran.

10. Pijamas: olvidarse el pijama es otro problema frecuente en muchos viajeros. Si el hotel lo provee, seguramente ganará mucho en fidelización.