Festivales: el filón que complementa la oferta de sol y playa

Los festivales disparan la ocupación en zonas que no tienen una alta demanda turística.

Festivales: el filón que complementa la oferta de sol y playa

Un 20% de los turistas que llegan a España lo hacen para ver festivales musicales, y catapulta a los pisos turísticos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

23/07/2018 - 12:01h

El boom de festivales musicales no solo coloca a España en la agenda musical más importante de Europa, sino que también impulsa al sector hotelero y de otros servicios frente a la oferta de sol y playa.

Según un cálculo de la Unión de Agencias de Viajes (UNAV), un 18% de los viajeros internacionales que llegan a España lo hacen para el turismo de eventos, donde se encuentran los festivales musicales, ferias y otros eventos culturales.

Los festivales se consolidan con fuerza propia

Este sector planta una intensa competencia a la oferta de sol y playa, que es el principal motivo de viaje para el 40% de los visitantes a España. Pero para la UNAV, no es que uno le quite mercado al otro, sino que entre ambos se complementan y permiten que los hoteles de diversos puntos disparen su ocupación fuera de la temporada.

En este sentido, el presidente de la UNAV, Carlos Garrido, aseguró que las agencias esperan cerrar el año con un 10% de aumento de las ventas para este año. Por ello esta entidad ha enfocado su estrategia en una oferta turística “de calidad”, que implica la búsqueda de un visitante que realice más gastos en eventos, tiendas y restaurantes.

La industria de la música en vivo aumentó su facturación más del 20% durante el año pasado

Durante el 2017 la industria de la música en vivo facturó 269 millones de euros, un aumento del 20,6% más que el año pasado. Este crecimiento “consolida a España como un destino en las grandes pasarelas de la música internacional”, asegura un informe de Fitur.

Impulso al sector hotelero

Una de las ventajas del calendario de festivales en España es que genera una mayor ocupación hotelera antes de que comience la temporada estival, o que consolida a algunos destinos que sin estos eventos tendrían un desempeño más irregular.

Por ejemplo, el Mad Cool de Madrid –pese a sus problemas de organización-permitió que la ocupación hotelera en Madrid supere el 80% durante el 12 y 14 de julio pasados, según calcula la Asociación de Empresarios del Hospedaje de la Comunidad de Madrid (Aehcam). En tanto, los pisos turísticos tuvieron un 16% más de reservas para esas fechas.

Esta entidad estima que el 25% de los turistas que se alojan en la comunidad entre la segunda quincena de junio y el mes de julio tiene un perfil juvenil que luego decae en agosto. Entre estas fechas, además del Mad Cool, la capital madrileña también acoge el Orgullo Gay Madrid (del 28 de junio al 8 de julio) y el Download (del 28 al 30 de junio).

Empuje a Castellón y Barcelona

El FIB (Festival Internacional de Benicàssim) siempre catapulta a esta localidad de la provincia de Castellón. Aunque su afluencia de 120.000 personas fue menor a la asistencia de otros años, el aluvión de visitantes logró que el precio medio de los alojamientos ronde los 128 euros, un 17% más que en el resto de la temporada, analiza el Instituto de Valoraciones.

Barcelona no necesita de festivales para mantener su ocupación hotelera, pero cuando se realiza el Primavera Sound (30 de mayo al 3 de junio) con sus 220.000 asistentes, los precios de los alquileres turísticos suben a 50 euros por persona y por día, un 36% más que la media del verano.

Impulso a los pisos turísticos

Debido a que la mayoría de los asistentes a los festivales son jóvenes menores de 30 años, que concurren en grupo, los pisos turísticos ganan en preferencia por sobre los hoteles tradicionales.

El festival de Sonorama en Aranda de Duero (Burgos, del 8 al 12 de agosto) logró que las reservas de este tipo de alojamientos se multiplique por tres respecto a la edición anterior.

Los pisos turísticos se convierten en el alojamiento más buscado por los asistentes a festivales

En tanto, para el Dreambeach de Villaricos (Almería, del 8 al 12 de agosto) la ocupación de este tipo de alojamientos en esta región de Andalucía crece el 140%.

Pugnas por la venta de paquetes combinados

La importancia del mercado de los festivales también tiene su arista de competencia agresiva. La Aemav (Asociación Empresarial Madrileña de Agencias de Viaje) rechazó que la empresa organizadora del Mad Cool haya ofrecido viajes combinados para asistir al evento musical.

La asociación de agentes dijo que denunciará a la organización del festival ante la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid, por entender que este tipo de servicios organizados solo pueden ser ofrecidos por agencias de viajes, y que los compradores no tuvieron las garantías de protección necesarias.